Skip Ribbon Commands
Skip to main content

Noticias

BARCELONA

JLL asesora por tercera vez en la compra de un lote de inmuebles de la Generalitat de Catalunya aportando de nuevo un inversor

La consultora, junto al despacho jurídico Roca i Junyent, asesora a Zurich en la compra del lote de trece inmuebles cerrada hoy por 201 millones de euros


​​​​​​generalitat.jpg

Barcelona, 11 DE JULIO DE 2014 - JLL, empresa de servicios profesionales y gestión de inversiones especializada en el sector inmobiliario, ha asesorado a Zurich en la compra del lote de edificios de oficinas anunciado hoy por la Generalitat Catalunya y que incluye algunos tan emblemáticos como el complejo formado por Pg. St Joan 39-41 y Diputación 353-355 (que alberga la sede del Dpto. de Interior). Esta operación, que comprende una cartera total de 13 inmuebles, que seguirán arrendados a la Generalitat, se ha cerrado por un importe total de 201 millones de euros. La cartera suma un total de casi 77.000 m2 de superficie sobre rasante, más de 16.000 bajo rasante y 243 plazas de aparcamiento. Zurich también ha sido asesorado por el despacho de abogados Roca y Junyent en esta transacción en la vertiente jurídica.

Esta es la tercera vez que JLL interviene y aporta inversores para inmuebles de la Generalitat de Catalunya. Anteriormente, en junio de 2013, AXA Real Estate fue asesorado por la consultora en la adquisición de una cartera de 13 edificios de oficinas también vendidos por el Gobierno catalán. La de este portfolio, que fue hasta ese momento la mayor operación de venta de uno de un portfolio de oficinas en la historia de Barcelona, se realizó por un valor total de 172 millones de euros. La cartera, que sumaba un total de casi 80.000 m2 de superficie sobre rasante y casi 30.000 m2 bajo rasante, se compone de los inmuebles que albergan, entre otros, los Departamentos de Justicia, Agricultura, Estadística y Economía, Bienestar Social y Familia.

JLL también intermedió, asesorando al Gobierno catalán, en la venta del edificio de Josep Tarradellas 2-6 (Departament de Territori i Sostenibilidat) a principios de 2012.

Jordi Toboso, director general de JLL en Cataluña comentó: “El secreto es encontrar inversores que no busquen el corto plazo para rotar los activos y por tanto puedan ser mas agresivos en precio. JLL no intermedia operaciones, sino que asesora a los inversores aportándoles conocimiento de mercado y en definitiva valor añadido. Para ello es necesario contar con un buen equipo de profesionales que sean capaces de estudiar muy bien los activos y tengan un gran conocimiento del mercado. Esta es la única formula que funciona para este tipo de operaciones.”

JLL también ha asesorado recientemente la compra de la Torre Telefónica por parte de AXA, posicionándose como la consultora  líder absoluto del mercado de inversión de Barcelona.

​Mercado de inversión, primer semestre de 2014

Según los datos elaborados por JLL y hechos públicos hoy para el primer semestre del año, el volumen acumulado de inversión alcanza hasta junio de 2014 los 206 millones de euros (no incluye el portfolio de la Generalitat vendido a Zurich ni la venta de la Torre Telefónica), casi el 70% del volumen de inversión alcanzado en todo el 2013 que fue de 303 millones de euros.

Desde la consultora prevén para la segunda mitad del año una importante cifra de inversión, que hará que el año 2014 se cierre con el doble de la inversión registrada en 2013.

La demanda de compra de activos de oficinas ha aumentado de forma exponencial desde principios de año. El capital extranjero ha tomado posiciones en procesos de venta relevantes que se materializarán en el tercer trimestre y, junto a este capital foráneo, las compras por parte de las SOCIMI van a ser muy importantes. Ambos, fondos internacionales y SOCIMI son ahora mismo los grandes dinamizadores del mercado, aunque el capital privado local y nacional también está atento a las oportunidades que aparezcan, principalmente si son en centro ciudad.

Los activos core siguen siendo los más solicitados por parte de los inversores, aunque la demanda de inmuebles donde añadir valor es también muy alta. Los inversores han dejado de tener reticencia a la compra de activos que requieren de gestión activa al estar parcialmente desocupados y a su vez un buen número de inversores/promotores tienen como principal objetivo hacerse con edificios de oficinas en el centro ciudad para reconvertirlos a otros usos, principalmente hotel.