Skip Ribbon Commands
Skip to main content

Noticias

Barcelona

Computacenter alquila 6.000 m2 de oficinas en el 22@ de Barcelona

El  inmueble es propiedad de Rentamar, que va a llevar a cabo una rehabilitación integral y a medida para que se adapte a las necesidades de la compañía tecnológica


  • ​Esta transacción de alquiler, asesorada por la consultora inmobiliaria internacional JLL, es la mayor operación en el 22@ en el último año.
 
Madrid, 08 de febrero de 2015. La compañía británica Computacenter, uno de los proveedores independientes de servicios de infraestructuras de tecnologías de la información más importantes de Europa, estrenará nueva sede en Barcelona en 2016 tras alquilar 6.000 m2 oficinas en Sancho de Ávila 52, en la zona conocida como 22@. El inmueble es propiedad de Retamar, quien procederá a efectuar una rehabilitación integral del edificio para que se adapte a las necesidades concretas de los inquilinos. 

Esta operación de alquiler, de la que son objeto la planta baja y cuatro de las plantas del inmueble, ha estado asesorada por el equipo de agencia oficinas Barcelona de JLL.

Computacenter unifica de este modo en una misma sede sus oficinas, que actualmente se encuentran divididas entre Balmes 236, en el centro de la ciudad, y el Blue Building, en el frente marítimo, de modo que consigue una optimización de espacios que responde a su corporativa de entorno laboral. La firma tiene previsto llevar a cabo la mudanza este año, una vez concluyan las obras de rehabilitación que ya se han iniciado.

Esta transacción de alquiler es la mayor operación en el 22@ en el último año, y confirma una vez más como el sector de las tecnologías de la información elije el 22@ de Barcelona como sede de sus centros de trabajo en la ciudad. 

En opinión de Neal Silverstein, director del Servicio de Soporte Mundial para Barcelona y Kuala Lumpur de Computacenter, “cuando empezamos a plantearnos la consolidación de nuestro servicio de soporte multilingüe en Barcelona, la ubicación era un factor determinante, especialmente para asegurar las conexiones de transporte para una plantilla de más de 600 empleados. Otro de los criterios era contar con salas más amplias para fomentar un espíritu de equipo en toda la empresa. Creemos que el entorno que ofrecemos es una factor muy influyente a la hora de atraer y retener a los mejores profesionales, por lo que era fundamental acertar. Ésta es una de las razones que nos llevó a elegir una ubicación que precisaba de inversión, lo que permitirá el crecimiento tanto de la empresa como de los empleados”.

El hecho de haber elegido un inmueble que requería una rehabilitación integral responde “a la falta de oferta para gran demanda que en estos momentos existe en Barcelona”, explica Luis Guardia, director general de la oficina de Barcelona de JLL, “que difícilmente puede encontrar en el mercado edificios de gran superficie listos para su uso”. 

“La ciudad sigue siendo foco de atención de empresas líderes que demandan grandes espacios y que ven en el tejido empresarial y la oferta de servicios de Barcelona una oportunidad para desarrollar sus negocios” añadió Luis Guardia.