Skip Ribbon Commands
Skip to main content

Noticias

Madrid

La inversión inmobiliaria bate récords: roza los 14.000 millones a cierre de 2017, un 45% más que el año anterior

A excepción de oficinas, todos los segmentos han experimentado importantes incrementos en su volumen de inversión


El volumen de inversión inmobiliaria en España (residencial, oficinas, retail, logística, hoteles y activos alternativos) ha cerrado el año alcanzando los 13.989 millones de euros, lo que representa un incremento del 45% respecto al año anterior, según datos de la consultora inmobiliaria internacional JLL.

"Este fuerte crecimiento es el mejor reflejo del atractivo de España como destino de inversión y la fortaleza de su mercado inmobiliario. Ha contribuido, además, el hecho de que este año ha habido operaciones de inversión más diversas, destacando la apuesta de los inversores por los activos alternativos o la compra de suelo, que se unen a operaciones tradicionales de oficinas, retail u hoteles", explica Borja Ortega, director de Capital Markets de JLL.

Inversión por negocio

Por segmentos, los datos de JLL señalan al mercado Retail como el que mayor volumen de inversión aglutinó en 2017, al alcanzar los 3.909 millones de euros, un 31% más que 2016, lo cual representa una cifra histórica gracias a las 35 operaciones cerradas durante el año. Las rentas prime siguen manteniendo su tendencia alcista y se sitúan ya en 270 €/m2/mes en Madrid y en 280 €/m2/mes en Cataluña, mientras que las rentabilidades prime se comprimen tanto en calle como en parques comerciales. En cuanto a operaciones en sí, cabe destacar el cuarto trimestre, cuando se cerraron grandes operaciones de centros comerciales como la venta de Berceo y Barnasud, así como de parques comerciales como Terrasa Park y Alameda Park.

Justo por detrás se sitúa la inversión en Hoteles, que aumentó un 75% respecto a 2016. El volumen total del año fue de 3.875 millones de euros, de los cuales 590 millones se invirtieron en Madrid y 593 millones fueron a parar a Cataluña. La operación más importante tuvo lugar a final del año, con la compra por parte de Blackstone de un total de 14 activos por un total de 630 millones, entre los que se encontraba por ejemplo el Ritz Carlton Abama. Asimismo, cabe destacar durante el año la compra de la parte hotelera del Edificio España por 137,2 millones de euros en Madrid, o del Hilton Diagonal Mar en Barcelona por 145 millones.

La inversión en Oficinas se sitúa en tercer lugar por volumen, ya que alcanzó los 2.210 millones de euros, pero sin embargo se trata del único segmento de negocio que sufrió una caída respecto al año anterior, al disminuir un 20% la inversión en esta clase de activos. Esta caída viene motivada especialmente por los datos de Madrid, pues la inversión en la capital cayó un 38% respecto al año anterior –1.374 millones–, mientras que en Barcelona el volumen de inversión se situó en 835 millones, que equivale a un incremento del 60%. No obstante, matiza Ortega, "esta caída no se debe a un descenso del interés inversor, sino más bien a una falta de producto y a que en los dos años anteriores se alcanzaron cifras récord". Cabe destacar el protagonismo de las inversiones de suelo, que obtuvieron un volumen récord de 109 millones en Barcelona y de 193 millones en Madrid y que, según las previsiones de JLL, será una tendencia que continúe en 2018.

Destacan también los datos de la inversión Residencial –compra de edificios enteros y suelo–, pues se disparó en 2017 hasta los 2.082 millones de euros, que supone un incremento del 160% respecto a los 802 millones de 2016. Significativos son los datos de Cataluña, donde la inversión residencial aumentó un 145% hasta los 444 millones de euros. La operación más importante la protagonizó Baraka Global Invest con la compra de un portfolio en Madrid y Barcelona por un valor de 272 millones. Un momento dulce para el residencial pues, tal y como explica Ortega, "el mercado está experimentando actualmente la mayor transferencia de propiedades con los bancos que vende o transfieren préstamos o activos residenciales a fondos de capital riesgo o plataformas de desarrollo".

En lo referente al sector Logístico, fue uno de los segmentos de negocio que mejor comportamiento experimentó, pues el volumen de inversión en estos activos se situó en cifras récord a cierre de año con 1.353 millones de euros, lo cual equivale a un incremento del 65% respecto al año anterior. Las rentas prime alcanzaron los 5 y 6,75 €/m2/mes en Madrid y Barcelona, respectivamente, manteniendo su tendencia alcista y la operación más importante del año la protagonizó el portfolio de Logicor que se vendió por 650 millones de euros.

Por último, JLL destaca el papel de los Activos Alternativos, protagonizada por las residencias de estudiantes, cuya inversión se disparó hasta los 561 millones de euros, multiplicando así por diez la inversión de 2016. La cifra se debe sobre todo a la venta de dos grandes portfolios transaccionados en 2017 (RIO y Erasmus). Las previsiones de JLL vaticinan que en 2018 se verán más operaciones de suelo y promociones de nuevas residencias, así como el hecho de que, junto al interés por Madrid y Barcelona, habrá un enfoque importante hacia ciudades universitarias como Valencia, Granada, Salamanca o Bilbao.