Skip Ribbon Commands
Skip to main content

Noticias

Madrid

La brecha entre oferta y demanda de residencias de estudiantes es de más de 380.000 plazas

Los inversores miran a estos activos con gran interés entre otros factores por su rentabilidad prime , del 5,25%, una de las más altas del mercado inmobiliario.


JLL ha presentado la segunda edición de su Informe de Residencias de Estudiantes en España, donde analiza la evolución del sector durante el último ejercicio, así como su gran potencial de cara a inversores y promotores para el futuro. Entre las principales conclusiones, JLL señala la alta demanda insatisfecha, pues según sus cálculos actualmente hay 473.254 estudiantes que necesitan alojamiento en España, pero sin embargo sólo hay 93.600 plazas en residencias, por lo que la demanda insatisfecha es de más de 380.000 camas.
 
El factor de la demanda se une, además, al incremento del número de estudiantes en España y al aumento del precio de la vivienda de alquiler en las principales ciudades españolas –del 11% en Madrid y del 8% en Barcelona–, que repercute de forma directa y positiva en el impulso de las residencias para alojar a estudiantes.
 
En este sentido, el informe de JLL señala que el crecimiento en el número de estudiantes extranjeros en España ha crecido un 10,2% durante el último curso, procedentes en su mayoría de países europeos (el 43% del total), seguido de América Latina y el Caribe. España se ha posicionado como uno de los países preferidos por los jóvenes iberoamericanos con elevado poder adquisitivo. Cabe destacar el crecimiento de los países de Asia y Oceanía, los cuales ya representan un 13% del total de los alumnos internacionales y se espera que sigan aumentando en el futuro debido a que los países asiáticos se han convertido en los principales emisores de estudiantes internacionales en el mundo. Además, a éstos habría que sumar los estudiantes Erasmus, pues en 2017 España volvió a ser el destino preferido por los alumnos de esta beca, liderazgo que mantiene desde el 2001.
 
Boom de la inversión
 
Todos estos factores han situado a las residencias de estudiantes como uno de los activos de inversión con mayor potencial, en especial gracias a sus atractivas rentabilidades. En concreto, las residencias generan una de las rentabilidades más altas del mercado, del 5,25%, junto a los activos logísticos (del 5,5%), y muy por encima de otros activos como locales comerciales (3,15%), oficinas (3,75%), residencial (3,75%) o centros comerciales (4,25%).
 
En Europa (excluyendo UK), el 30% de la inversión en residencias de estudiantes en 2017 se ha producido en España, siendo el país que mayor inversión ha recibido en este sector, seguido de Italia con un 23% y Francia con un 14%.
 
Concretamente en España, el volumen de inversión en residencias de estudiantes se multiplicó por más de once en 2017, al pasar de 50 millones en 2016 a 560 millones el año pasado, influido principalmente por dos grandes portfolios transaccionados, bautizados como Erasmus y Rio. El primero de ellos responde a la venta del Grupo Resa, el mayor operador de residencias de estudiantes de España, mientras que el proyecto Rio corresponde a la venta de la cartera de residencias que poseía el fondo Oaktree en España, que fue adquirida por los fondos gestionados por GSA en una operación asesorada por JLL.
 
De cara a 2018, JLL asegura que el principal foco de atención se centrará en la adquisición de un único activo en lugar de carteras, así como en la construcción de nuevas residencias. En este sentido, la consultora calcula que los desarrollos futuros en las principales ciudades universitarias de España añadirán 10.000 camas adicionales al stock existente en el mercado en el 2020.
 
Habrá, además, una apuesta por otras ciudades como Valencia, Granada, Bilbao y Sevilla, como consecuencia de la falta de terrenos urbanizables en Madrid y al restrictivo régimen urbanístico que se ha legislado en Barcelona. En el corto-medio plazo observaremos mucha actividad en promoción de residencias de nueva creación. Estos nuevos desarrollos se verán impulsados por la búsqueda de los inversores de altas rentabilidades y por los planes de expansión de los principales operadores establecidos.”, explica Nick Wride, director de Living & Alternatives de JLL.