Artículo

¿En qué situación se encuentra el sector retail en España?

El sector del retail repunta de nuevo tras años marcados por la crisis económica. Analizamos las fortalezas, las debilidades y los retos a los que se enfrenta este sector.

18 de septiembre de 2015
¿En qué situación se encuentra el sector retail en España?

Tras unos años marcados por la crisis económica, el sector retail repunta de nuevo. De ello hablaremos en este nuevo artículo en el que también destacaremos algunas de las debilidades y los retos a los que se enfrenta el retail en España.

UN MAYOR VOLUMEN DE INVERSIÓN, LA PRINCIPAL FORTALEZA DEL RETAIL EN ESPAÑA

Podemos decir que el incremento en el volumen de inversión es una de las principales fortalezas del sector retail durante este 2015. Para hacernos una idea de ello, cabe destacar que el volumen de inversión alcanzado durante el primer trimestre de 2015 sumó 918 millones de euros, prácticamente el doble que durante el mismo periodo en el año 2014, con un volumen de inversión de 484 millones. Esta cifra resulta más llamativa aún si la comparamos con los datos del año 2013, cuando el nivel de inversión durante el primer trimestre del año fue de 54 millones.

Según nuestros propios estudios, un 49% de estos 918 millones de euros (450 millones de euros) se destinó a Centros y Parques Comerciales. Detrás, nos encontramos con la inversión en High Street, con un 48% de la inversión, o lo que es lo mismo, 438 millones de euros. El 3% restante del volumen total de inversión (30 millones de euros) se destinó a otros activos retail.

Tal y como declaraba Luis Iñiguez, de JLL: “tras un 2014 donde el volumen de inversión alcanzó cifras no vistas desde los años previos a la crisis, al sumar 3.344 millones de euros, el primer trimestre de 2015 hace prever que la tendencia inversora continuará, y esperamos que el volumen final de año se sitúe en torno a los 2.500 millones”.

Hemos iniciado este artículo afirmando que una de las principales fortalezas del sector retail es el interés por parte de los inversores, algo que estamos confirmando con algunas cifras. Siguiendo este camino, lo cierto es que España ha sido el país que más ha invertido en activos nacionales, con un 51% del total de inversión retail. La siguen EEUU y Francia, con un 41% y un 8% respectivamente. Si centramos la mirada en nuestro país, los datos nos muestran que en Madrid se concentra el 86% del total de la inversión retail durante el primer trimestre de este año, seguida por Andalucía, con un 9%.

Según nuestro Informe de Mercado de Centros y Parque Comerciales, un dato más que nos demuestra este interés inversor en el sector retail en nuestro país es la inauguración de más de 230.000 m2 de nueva superficie comercial con la apertura de seis nuevos centros comerciales y la ampliación de otro más. Esto se traduce en que nuestro país contará con un total de 688 centros y parques comerciales.

Además del interés por parte de los inversores, otras de las principales fortalezas del sector retail en España sean el incremento del gasto en el consumo privado y unas perspectivas económicas positivas de cara al futuro. Todo esto contribuye también a que grandes cadenas del sector de la distribución, tanto nacionales como internacionales, pongan en marcha proyectos de aperturas de establecimientos comerciales en España para su consolidación.

TAMBIÉN ENCONTRAMOS DEBILIDADES Y RETOS A LOS QUE HACER FRENTE

El mundo de las compras online ha llegado con tanta fuerza que ya no hay marcha atrás. Según nuestro último Informe de Mercado Retail High Street, todo parece indicar que en los próximos años las compras físicas y las compras online convivirán en un ambiente de gran armonía. Y es que no queda otra, ya que se prevé que de cara al 2016, el mercado del comercio electrónico en España alcance una cifras de 30.000 millones de euros. Por lo que, más que una debilidad, podríamos hablar del comercio electrónico como un gran reto que puede convertirse en una gran fortaleza para el sector del retail.

Gracias al comercio electrónico y al resto de canales digitales (redes sociales, blogs, etc.) que tienen a su disposición, los retailers tienen ante sí una gran oportunidad, conocer mejor a sus usuarios gracias a los procesos de registro y a sus compras online. Todo ello debe servirles para trabajar en el diseño de experiencias de compra únicas tanto en el entorno online como en el entorno tradicional. En este último espacio se pueden implementar servicios que ayudados por la tecnología actual hagan de la experiencia de compra, un momento único e irrepetible para los usuarios.

Por lo tanto, el comercio online puede ser una debilidad, un reto o una fortaleza según la perspectiva desde la que se vea. Sin duda, las compras online son una debilidad para aquellas marcas que dejan pasar este tren, una elección que quizás puede condenarles a desaparecer. Es un reto para aquellas marcas que contemplan las compras online como un pilar básico en sus estrategias de expansión de negocio. Es un fortaleza para aquellas firmas que ya están aprovechando todo el potencial del comercio electrónico y las nuevas tecnologías.

Para conocer más el estado del retail en España puedes consultar nuestros estudios sobre el sector en nuestra sección Research.

¿Quieres recibir nuestros últimos contenidos por correo electrónico? Suscríbete