Artículo

La nueva economía redefine el Real Estate

La economía está cambiado. Surgen nuevos negocios y hay que adaptarse. Así es como los profesionales del Real Estate lo están haciendo.

mayo 26, 2016

Para profesionales e inversores del Real Estate, los nuevos modelos económicos representan tanto oportunidades como amenazas. Por ello, estos modelos dominan actualmente las conversaciones en el mundo de los negocios.

Uno de los conceptos del que se está oyendo hablar bastante es la economía frictionless o economía sin fricción. La idea de un capitalismo sin fricción ya fue propuesta por Bill Gates en 1996. Y es ahora cuando está poniéndose en práctica.

Como Gates anticipó, algunos servicios online como Alibaba, Poshmark o eBay ya han ofrecido tanto a compradores como vendedores, la posibilidad de conectar directamente los unos con los otros, eliminando así esa “fricción” generada en el momento en que los compradores se ven obligados a visitar numerosas tiendas físicas para encontrar productos, o cuando una compañía necesita invertir en estocaje y suministros.

Por el contrario, estas empresas facilitan un flujo continuo de información, mano de obra, bienes y dinero. Así, son capaces de eliminar al menos algunos de los obstáculos para el comercio, a la vez que deja los activos inmovilizados bajo el cuidado de otros. 

Bienes inmuebles libre de fricciones

Los usuarios de oficinas corporativas y los gerentes de las instalaciones están aplicando el concepto frictionless. Por ejemplo, en lugar de ofrecer cubículos genéricos, las empresas más innovadoras están proporcionando equipos y espacios de trabajo personalizados y flexibles, sin tener que recurrir a complejos rediseños de infraestructuras.

Se trata del mismo concepto que se observa en hoteles high-tech: estos hoteles dan a los clientes el control sobre la iluminación de la habitación, la temperatura y los servicios, buscando la máxima comodidad, a la vez que se buscan la productividad.

Maureen Ehrenberg, directora internacional de Global Integrated Facilities Management de JLL, señala que:

Las empresas buscan constantemente la agilidad y la flexibilidad en el uso de los bienes inmuebles. Una gestión de los bienes inmuebles y las instalaciones desde la perspectiva del usuario final, las empresas serán capaces ofrecer la mejor experiencia para los empleados, clientes y visitantes. 

Este cambio de paradigma está alterando la forma en que las compañías consideran el Real Estate. Hemos pasado de un coste fijo general a una ‘incubadora’ de negocios.

Por otra parte, Bernice Boucher director general de Americas Workplace Strategy, JLL añade:

Muchas empresas se están centrando menos en las oficinas tradicionales y abriéndose más a lugares de trabajo fácilmente adaptables al proyecto que les ocupa. Algunas empresas ofrecen incluso espacios de trabajo en espacios de coworking u otras instalaciones menos tradicionales, convenientes y productivas para los empleados.

Basándose en el modelo frictionless

Las empresas que siguen el modelo de economía colaborativa, como Uber, dan un paso más allá del modelo sin fricción, permitiendo a los consumidores ganar dinero rápidamente mediante el intercambio de tiempo y recursos con los compradores. Airbnb es otro ejemplo actual de esta tendencia. Un estudio de JLL informa que un promedio de entre un 6% y un 8% de los residentes en los principales destinos turísticos del mundo como Nueva York, San Francisco y Londres han dispuesto su unidad de vivienda en una web de alquiler de casa, tales como Airbnb.

La razón principal para ello es, como es lógico, ganar dinero extra. El estudios de JLL encontraron que la duración de estancia más común contratada a través del portal de alquileres es de tres a siete noches. Un período más largo que el promedio de viaje de negocios, lo que sugiere estas estancias son principalmente vacacionales. La tendencia de las webs de alquiler de casas y de otros tipos de alojamientos ha venido para quedarse, pero el impacto es todavía relativamente pequeño en el gran esquema del sector de alojamiento global.

El eCommerce ha sido durante mucho tiempo algo a tener en cuenta en el comercio minorista. Sin embargo, los nuevos modelos colaborativos y frictionless están cambiando el juego de las compras online. Poshmark, por ejemplo, incorpora ambos modelos. Comenzó como una aplicación móvil que conecta a compradores y vendedores individuales con gustos similares para comprar la ropa del otro, nueva o usada sin esa “fricción” de una tienda de segunda mano.

Ahora la web ha puesto en marcha un programa para conectar mayoristas de moda con vendedores de gran consumo de Poshmark, permitiendo a estos vendedores revender mercancía adquirida a precios al por mayor sin pasar por ferias comerciales u otros canales mayoristas tradicionales.

Economía circular del Real Estate

Por otra parte, la economía circular es otro modelo que comienza a afianzarse en el sector inmobiliario y fue un tema relevante de conversación en el World Economic Forum (WEF) en enero 2016. Se establece que el modelo actual lineal take-make-dispose de consumo de recursos no es sostenible y en su lugar, se hace hincapié en la necesidad de reutilizar y reciclar los productos y sus materiales constituyentes para minimizar el desperdicio.

Desde una perspectiva de Real Estate, se trata una expansión de la certificación LEED, un enfoque centrado en la sostenibilidad en el diseño de construcción y operación, que ha sido validado por los empleados y el mercado.

Las empresas líderes ya han descubierto que el compromiso con la sostenibilidad puede ayudar a atraer y retener el talento, impulsar el valor para los accionistas, así como el valor de la propiedad.

Dice Bob Mejor, vicepresidente ejecutivo de Energía y Sostenibilidad de JLL.

En esta idea, la economía circular lleva la sostenibilidad un paso más allá, pidiéndonos una mayor consideración sobre el lugar donde obtenemos los materiales de construcción y sobre cómo reutilizar esos materiales cuando la vida útil de un edificio ha llegado a su fin.

Estos nuevos conceptos de la economía sin fricción, economía colaborativa y economía circular ya están influyendo en la industria de bienes inmuebles. Desde servicios a la carta y espacios de co-working compartidos, hasta materiales de construcción reutilizables. Un nuevo paisaje que está tomando forma para profesionales de bienes inmuebles, propietarios e inversores.

¿Quieres recibir nuestros últimos contenidos por correo electrónico? Suscríbete