Artículo

La realidad aumentada en el sector inmobiliario

Desde hace unos años la realidad aumentada tiene un importante hueco en muchos sectores. El sector inmobiliario también se apunta a esta tecnología.

12 de septiembre de 2015

Los conceptos realidad aumentada y realidad virtual existen desde hace ya algunos años. Ahora bien, no fue hasta la aparición de las famosas Google Glass cuando estos conceptos se generalizaron y comenzamos a ser testigos de la aparición de múltiples proyectos en los que la realidad aumentada y la realidad virtual son las grandes protagonistas.

Desde entonces, además de Google, otros gigantes tecnológicos como Facebook, Sony o Samsung han trabajando en grandes proyectos de realidad aumentada y virtual que a día de hoy ya son de gran ayuda para múltiples sectores profesionales, entre ellos el sector inmobiliario.

Qué es la Realidad Aumentada y la Realidad Virtual

Aunque en muchas ocasiones se habla de realidad aumentada y realidad virtual indistintamente es conveniente que entendamos los matices entre ambos conceptos.

Por un lado y según la famosa enciclopedia Wikipedia, la realidad aumentada es:

“Visión a través de un dispositivo tecnológico, directa o indirecta, de un entorno físico del mundo real, cuyos elementos se combinan con elementos virtuales para la creación de una realidad mixta en tiempo real”.

Por otro lado, la realidad virtual:

“Entorno de escenas y objetos de apariencia real, pero que ha sido generado mediante tecnología informática”.

En la realidad virtual, el usuario tiene la sensación de estar dentro de ese entorno generado por la tecnología gracias al empleo de distintos dispositivos como por ejemplo unas gafas o un casco de realidad virtual.

Beneficios en el Sector Inmobiliario

Pero vayamos al grano, al margen de los matices que marcan las diferencias entre la realidad aumentada y la realidad virtual, lo cierto es que los beneficios que estas tecnologías tienen para el sector inmobiliario son múltiples y muy similares.

Por ejemplo en arquitectura, a la hora de mostrar un proyecto inmobiliario que está aún por construir, se siguen empleando planos, dibujos o maquetas. Sin menospreciar la gran utilidad de estos recursos, lo cierto es que de cara a posibles compradores de inmuebles, ya sean oficinas, locales comerciales, naves industriales o viviendas, la realidad virtual es un recurso que les introduce de lleno en el inmueble que van a adquirir.

Con unas gafas o un casco, como por ejemplo Oculus Rift, pueden visualizar cómo será tanto el interior como el exterior de sus nuevas oficinas o su nuevo hogar sin necesidad de que los ladrillos ya estén colocados. Los compradores pueden comprobar las dimensiones del inmueble, revisar el color de las paredes, ver cómo queda el mobiliario, visitar el jardín, las pistas de pádel, etc. Lo único que no nos permite la realidad virtual, de momento, es conocer a los futuros vecinos.

romas aparte, tanto la realidad virtual como aumentada ayuda a los compradores a tomar decisiones de compra mucho más acertadas al mismo tiempo que, disfrutan de una experiencia muy impactante. Para los arquitectos y profesionales del sector inmobiliario, la realidad virtual también tiene grandes ventajas relacionadas con el ahorro de costes y las formas de presentación de proyectos, mucho más atractiva también de cara a llamar la atención de grandes inversores.

Además de las gafas o los cascos, existen otras herramientas de realidad virtual muy interesantes a las que podemos acceder para hacernos una idea de cómo funciona esta tecnología. Se trata de YouVisit una herramienta que, a través de sus vídeos en 360 grados, nos permite conocer distintos lugares del planeta como si estuviéramos allí mismo.

Si tenemos la suerte de contar con un dispositivo de realidad virtual podemos viajar hasta Roma o la Universidad de Columbia sin movernos del sofá. En otro orden de cosas, la realidad aumentada puede ser de gran ayuda a la hora de afrontar proyectos de interiorismo y decoración.

Por ejemplo, la famosa marca de muebles IKEA dispone de una aplicación que permite colocar sus productos en 3D en nuestro hogar y comprobar cómo quedan antes de comprarlos. Veamos una demostración de lo que la realidad aumentada nos permite hacer a la hora de decorar tomando de nuevo como referencia a IKEA.

Además de la propia aplicación de IKEA, en el mercado encontramos otras muchas aplicaciones de realidad aumentada o virtual que permiten por ejemplo hacernos una idea de cómo puede quedar un inmueble que necesite reformas, etc. En ese sentido, a los profesionales inmobiliarios puede ayudarles mucho la aplicación Homestyler de Autodesk.

¿Quieres recibir nuestros últimos contenidos por correo electrónico? Suscríbete

Artículos relacionados