Artículo

Las residencias de estudiantes se renuevan para afrontar el futuro

Atrás han quedado los días en los que las residencias de estudiantes eran espacios con un diseño austero pensado únicamente para dar servicio.

03 de julio de 2017
Las residencias de estudiantes se renuevan para afrontar el futuro

Atrás han quedado los días en los que las residencias de estudiantes eran espacios con un diseño austero pensado únicamente para dar servicio. Los estudiantes de hoy tienen unas prioridades diferentes.

Tener una buena conexión a Internet vía Wi-Fi y enchufes suficientes para cargar sus aparatos electrónicos son, a día de hoy, dos prioridades fundamentales de los estudiantes a la hora de buscar un alojamiento. Sus habitaciones se parecen cada vez más a una oficina o a un moderno hotel boutique. De hecho, las necesidades de Wi-Fi de un estudiante pueden superar con creces las de una oficina. De tal forma, ya hay residencias de estudiantes con una conexiones a Internet mucho más rápidas que las de algunas compañías.

Co-estudio

Las comparaciones entre la vida universitaria y el mundo laboral no terminan ahí. Al igual que los trabajadores les gusta trabajar tanto dentro como fuera de la oficina, a los estudiantes también les gusta poder elegir entre estudiar fuera o dentro de la biblioteca. Así, cada vez es más frecuente ver residencias con zonas comunes, que en los viejos tiempos habrían tenido televisores y máquinas de futbolín, convertidas en salas de trabajo en equipo.

Incluso hay algunas iniciativas que apuntan a que las residencias de estudiantes deben ir un paso más allá y proporcionar espacio de emprendimiento para los recién graduados. Hay muchos jóvenes que salen de la Universidad con ideas frescas que necesitan un lugar para desarrollar su negocio. Las residencias podrían ofrecer esa función de incubadora de ideas.

Para los recién licenciados sería una buena alternativa, ya que todavía no tienen la capacidad financiera para alquilar una oficina en el mercado. Además, siguen siendo jóvenes, por lo que también quieren seguir disfrutando de la experiencia universitaria. Podría ser un modelo de emancipación controlada.

Necesidades diversas

Más allá de la conectividad y el trabajo en equipo, las necesidades de alojamiento de los estudiantes están influenciadas por formación, su personalidad, su nivel económico y su edad. Esto significa que no hay reglas establecidas.

Los hay que disfrutan de la soledad de un apartamento de nueva construcción lejos del campus, mientras otros prefieren estar una residencia al lado de su Facultad. Y hay un montón de oportunidades para ambos perfiles

Compitiendo con el mercado residencial

La clave para los propietarios de alojamientos para universitarios es obtener rentabilidad durante todo el año, tanto durante el curso escolar como en las épocas de vacaciones. Puedes consultar el último informe sobre el Mercado de Residencias de Estudiantes en España, elaborado por JLL, para obtener una visión global del mercado. Si el alojamiento funciona como apartamentos con servicio, será atractivo para muchos estudiantes, pero también competirá con el sector residencial para inquilinos temporales fuera del periodo lectivo.

Como ejemplo, hay ya algunas residencias que ofrecen servicios de Televisión IP durante el curso para que los estudiantes puedan acceder a contenido formativo, mientras que en las épocas de vacaciones ofrecen este mismo servicio pero con un contenido comercial.

Podría ser que muchas universidades sigan el modelo de ofrecer un espacio boutique fácilmente alquilable para cualquier tipo de inquilino, ya que lo que buscan es un ingreso recurrente durante un largo período de tiempo, especialmente si han financiado la remodelación de sus edificios.

¿Quieres recibir nuestros últimos contenidos por correo electrónico? Suscríbete