Skip Ribbon Commands
Skip to main content

Noticias

Madrid

La inversión inmobiliaria no residencial supera los 3.000 millones en el primer semestre de 2016

Es un 32% menos con respecto al mismo periodo de 2015, una bajada motivada por la falta de producto disponible en el mercado


​El volumen de inversión terciaria (oficinas, retail, logística y hoteles) supera al cierre del primer semestre del año los 3.000 millones de euros, según estimaciones de JLL. Este dato supondría una caída de la inversión de un 32% respecto al mismo periodo del año anterior, un hecho que JLL justifica por la falta de producto disponible en el mercado y no por falta de apetito entre los inversores.

La previsión para final de año es que el volumen de inversión inmobiliaria no residencial se sitúe por debajo de los más de 9.400 millones alcanzados en 2015 y esté más en la línea de la cifra del año 2014, que estuvo en torno a los 7.000 millones de euros.

Inversión por segmentos de mercado.
Por segmentos, las previsiones de JLL son que únicamente el mercado logístico superé las cifras del primer semestre de 2015. De hecho, calcula que en los primeros seis meses de 2016 la inversión logística se situó en 412 millones frente a los 226 millones del primer semestre del año pasado, y ya casi supera al volumen alcanzado durante todo el 2015, cuando se cerró el año con 444 millones de euros de inversión logística.

Respecto al perfil del inversor logístico, las Socimis y los inversores internacionales siguen siendo los protagonistas, y ante la falta de oportunidades de suficiente volumen y de calidad, muchos están entrando en el mercado financiando o actuando como promotores en nuevos proyectos logísticos.

Por otro lado, las previsiones de JLL apuntan a que tanto el mercado de oficinas como el mercado retail sufrieron una caída en su inversión. En el caso de las oficinas, el semestre habría cerrado con 808 millones invertidos frente a los 1.203 millones del mismo periodo del año anterior, lo que supondría una bajada del 33%. No obstante, cabe destacar que el segundo trimestre del año se ha comportado mucho mejor que el primero, tanto en volumen de inversión (595 millones frente a 212) como en número de operaciones (16 frente a 8).

Asimismo, ante la escasez de producto prime con rentabilidades atractivas dentro del mercado de oficinas, el interés se ha volcado hacia estrategias y productos de valor añadido, y son muchos los  inversores que están analizando inmuebles en zonas secundarias o en edificios que puedan ser rehabilitados para ganar valor posteriormente en su venta o en el precio de los alquileres.

Según las previsiones de JLL, el segmento retail, que engloba centros comerciales, locales en calle y parques de medianas, rozó los 1.300 millones de euros de inversión en los primeros seis meses del año, un 27% menos que en el primer semestre de 2015, cuando se sumaron 1.769 millones de inversión. Sin embargo, a pesar de verse reducido el volumen total, durante este semestre se han producido más operaciones que en el mismo periodo de 2015. 

Por último, la inversión hotelera es la que más ha caído, ya que ha alcanzado los 605 millones al cierre del semestre, que supone una bajada del 59% desde los 1.491 millones que sumó en los primeros seis meses del año pasado.