Skip Ribbon Commands
Skip to main content

Noticias

Barcelona

El 60% de la oferta futura de oficinas en Barcelona los próximos dos años está ya prealquilada

Se prevé que las rentas de oficinas en Barcelona aumenten un 3,8% anual hasta 2020


Barcelona está experimentando la falta de superficie disponible de oficinas. Los datos de oferta futura apuntan a que esta situación se va a mantener en los póximos meses. De hecho, el 60% de la oferta de oficinas que saldrá al mercado en la Ciudad Condal durante los dos próximos años está ya prealquilada, lo que va a provocar una presión al alza sobre las rentas. La previsión es que aumenten un 3,8% de media anual hasta el 2020, según los datos de JLL.

En este sentido, Barcelona se sitúa en 8ª posición dentro del ranking de ciudades con mayor potencial de crecimiento de rentas, por detrás Ámsterdam, Stuttgart, Estocolmo, Múnich, Praga, Dublin y Edimburgo y por delante de urbes como Varsovia o Utrecht, que completan el top 10 de la lista elaborada por JLL.

En el caso de Barcelona la disponibilidad media se ha reducido a la mitad en 4 años –actualmente se sitúa en el 7,1%–, con zonas como 22@ y Plaza Europa donde este porcentaje se reduce hasta el 5%. Además, el stock de oficinas de Grado A, las más demandadas por las empresas, representa sólo el 12% del total. Por todo ello JLL prevé una fuerte presión al alza de las rentas, sobre todo en inmuebles de nueva construcción, por la incapacidad de atender la demanda futura de espacios.

Se calcula que en los dos próximos años saldrán al mercado 328.000 m² nuevos de oficinas, de los cuales el 60% ya están prealquilados. Si continúan los niveles de contratación actuales en Barcelona, entre 320.000 y 350.000 m2 por año, se pone de manifiesto la falta de oferta real para la demanda existente y la presión sobre las rentas.

La escasez de oferta futura para atender la demanda, en especial de edificios Grados A, implica un incremento de las rentas que debe ser un dato muy presente para los inversores, que pueden encontrar en Barcelona un mercado de proyección y con oportunidades de inversión, mediante el desarrollo de nuevos espacios para los próximos años”, explica Mercè Franquesa, directora de la oficina de JLL en Barcelona.