Artículo

Las ciudades más sostenibles del mundo

Muchas ciudades están apostando por la ecología y la eficiencia para su desarrollo, convirtiéndose en ciudades sostenibles y respetuosas con su entorno.

octubre 30, 2015

Las grandes ciudades tienen grandes ventajas, pero también tienen sus desventajas. En este último aspecto, una de las más significativas es que las grandes urbes se configuran como importantes focos de contaminación, con las repercusiones que esto tiene para el medio ambiente y la calidad de vida de las personas que las habitan. Un ejemplo de lo contaminantes que pueden llegar a ser las ciudades lo podemos ver día a día en el tráfico. Hay muchos ejemplos más, pero centrándonos en este que acabamos de mencionar, todas aquellas ciudades que no ofrecen un buen sistema de transporte público están condenadas a tener un mayor tráfico rodado con las consecuencias que esto tiene: generación de residuos que contaminan el aire, contaminación acústica, etc.

Ahora bien, a lo largo y ancho del mundo encontramos ejemplos de ciudades modelo. Ciudades inteligentes que apuestan por tecnologías eficientes y ecológicas que les permiten ser sostenibles y respetuosas con el planeta Tierra y sus habitantes. A continuación veremos algunos ejemplos de las ciudades más sostenibles del planeta.

COPENHAGUE, DINAMARCA

Si algo sorprende a las personas que visitan por primera vez Copenhague es la integración de la bicicleta en el paisaje urbano. Y es que la capital danesa está construida para los ciclistas. Cuenta con más de 400 km de carriles ciclistas y uno de cada tres habitantes de Copenhague acude a su lugar de trabajo utilizando este medio de transporte, algo que llevan haciendo desde el año 1880. La utilización de la bicicleta es una de las razones que hacen de Copenhague una ciudad que puede presumir de contar con uno de los niveles de emisiones de CO2 más bajos del mundo. Igualmente, a la reducción de emisiones hay que sumar una apuesta firme por una política medioambiental que le ha llevado a ser elegida en tres ocasiones seguidas por la revista británica de tendencias globales Monocle como la ciudad más habitable del planeta, capital verde europea en 2014 y designada por una investigación de The Economist Intelligence Unit como la capital más sostenible de Europa.

SAN FRANCISCO, ESTADOS UNIDOS

San Francisco está considerada como una de las ciudades con mejores iniciativas en materia medioambiental de Estados Unidos. Entre algunas de las medidas sostenibles que se han puesto en marcha en esta ciudad destacan la prohibición en 2007 de las bolsas de plástico y en 2015 la prohibición de las botellas de plástico. Además de este tipo de medidas, los habitantes de San Francisco pueden disfrutar de muchos espacios verdes debido a programas como el Pavement to Parks, una iniciativa que convierte determinados espacios, como por ejemplo, un espacio dedicado al aparcamiento de vehículos en parques, lugares peatonales, zonas de reunión, etc. En esta misma línea, la ciudad respalda y apoya iniciativas como los tan de moda huertos urbanos.

TORONTO, CANADÁ

Con el fin de convertirse en la ciudad más sostenible de América del Norte, Toronto está desarrollando varias estrategias y acciones. Probablemente, la acción más importante de todas ellas sea el Plan de Acción de Cambio Climático de Toronto, cuyo principal objetivo es reducir en un 80% las emisiones de gases de efecto invernadero de cara al 2050. Sus amplios parques, áreas naturales y sus más de 10 millones de árboles no son suficientes para una ciudad que, conscientes de los beneficios ecológicos, sociales y económicos de los árboles, quiere incrementar su presencia en hasta un 40%.

MELBOURNE, AUSTRALIA

Melbourne es la ciudad más extensa de Australia y la quinta a nivel mundial. Por quinto año consecutivo ha sido elegida por The Economist Intelligence Unit como la mejor ciudad del mundo para vivir. Algo que no nos extraña teniendo en cuenta que a Melbourne se le conoce como la “Ciudad Jardín” por su extensa superficie destinada a árboles y parques. Pero además, Melbourne, que cuenta nada más y nada menos que con cuatro millones de habitantes, dispone de una de las redes de tranvía más grandes del mundo con más de 240 km de longitud, un orgullo para sus habitantes. Ahora bien, algunos de los autobuses de la ciudad no tienen nada que envidiar al prestigio del tranvía, el Shuttle Skybus Super es un tipo de autobús que emite el mínimo de CO2, los resultados han sido tan buenos que el sistema utilizado en los autobuses para reducir las emisiones contaminantes ha comenzado a implementarse en coches particulares y en aviones. Igualmente, Melbourne cuenta también con un plan para convertirse en una de las mejores ciudades del mundo para ciclistas, un objetivo que le está llevando a mejorar su red de carriles bicis. Por si todo esto fuera poco, la ciudad ha convertido muchas calles secundarias y callejones en zonas peatonales.

REYKJAVIK, ISLANDIA

Reykjavik es la capital de Islandia, un país que se abastece casi al completo gracias a las energías renovables. En el caso concreto de Reykjavik, la ciudad se abastece de energía geotérmica que alumbra casi el 95% de todos sus edificios. Y es que los volcanes que caracterizan el paisaje de este país se han convertido en un gran aliado a la hora de incentivar su progreso y funcionamiento a nivel energético. En enero de este mismo año, la revista Green Uptown eligió a Reykjavik como la capital más verde del mundo, un galardón que lejos de acomodar a las autoridades de esta ciudad les anima a seguir por el camino de la sostenibilidad y es que, de cara a 2050, se estima que esta ciudad será independiente del uso de combustibles fósiles.

¿QUÉ DICE EL ÍNDICE ARCADIS SOBRE LAS CIUDADES MÁS SOSTENIBLES DEL PLANETA?

En los párrafos anteriores hemos hablado de algunas de las ciudades más sostenibles del planeta. Ahora bien, según la fuente, el índice consultado y los criterios analizados a la hora de determinar cuáles son las ciudades más sostenibles del planeta, estas pueden variar, al menos de posición. Para la elaboración de su clasificación, la consultora Arcadis estudia factores como la economía local, la sanidad, el estado de bienestar, el consumo de agua, la energía, la basura, los recursos naturales, el transporte, la biodiversidad, la construcción y la cultura. En su índice de 2015, las grandes ciudades de Oriente Medio y el Sudeste Asiático ocupan las últimas posiciones en sostenibilidad, con las excepciones de Moscú y Nairobi, que les acompañan en los últimos puestos. Según este mismo índice, Madrid es una de las ciudades más sostenibles del planeta detrás de Frankfurt, Berlín y Copenhague.

¿Quieres recibir nuestros últimos contenidos por correo electrónico? Suscríbete