Artículo

Qué retos debe superar una ciudad para ser sostenible

Es necesario ir hacia un modelo de ciudad sostenible. Hablamos sobre los retos a los que se enfrentan las ciudades para convertirse en saludables.

28 de octubre de 2016
Qué retos debe superar una ciudad para ser sostenible

Antes de empezar. ¿Qué entendemos por ciudad sostenible? Una definición podría ser que es aquella que ofrece una alta calidad de vida a sus habitantes respetando el medio ambiente y la cohesión social. Dicho esto, podemos añadir que el modelo ideal de ciudad sostenible debe ser capaz de aprovechar los residuos como materias primas. Además, debe contribuir al mantenimiento y creación de espacios verdes y al uso de recursos naturales como el agua y la electricidad. Por último, debe poseer espacios destinados al ocio y la cultura de sus habitantes. En definitiva, debe ser una ciudad basada en unos principios ecológicos y de igualdad para todos sus habitantes.

Para conseguir todo esto, es fundamental la reflexión, la formación y el aprendizaje de todos los ciudadanos. Supone concienciar sobre el medio ambiente y la importancia de mantener la ciudad limpia.

¿Cuáles son los principios para una ciudad sostenible?

Para que una población sea sostenible es fundamental que las administraciones públicas y privadas ofrezcan servicios de calidad a sus ciudadanos y que la población sea consciente de la necesidad de contribuir para conseguir un equilibrio entre el entorno y los recursos naturales.

Estos son los requisitos para lograr una ciudad sostenible:

  • Reducir las emisiones de CO2.
  • Emplear fuentes de eficiencia energética y de energías renovables.
  • Generar y mantener espacios verdes en las ciudades.
  • Incentivar la movilidad urbana y el transporte público entre los ciudadanos.
  • Promover el reciclaje y el empleo de materiales ya reciclados.
  • Facilitar el acceso de los ciudadanos a los equipamientos públicos básicos (como la educación, el transporte público, recogida selectiva…).
La transformación del Big Data en sostenibilidad

Dicho esto, para que una ciudad sea considerada sostenible debe estar catalogada también como ciudad inteligente. Las smart-cities son aquellas que aplican las tecnologías de la información y de la comunicación para reducir recursos y desarrollar una ciudad con unos servicios de alta calidad para sus ciudadanos.

Gracias a la tecnología se puede controlar el tráfico, podemos mejorar la eficiencia en iluminación o bien, a través de sensores, encontrar aparcamiento en el centro de la ciudad. La incorporación de tecnologías avanzadas para la mejora de los servicios y la calidad de vida es un recurso que favorece que una ciudad se convierta en ciudad inteligente.

En nuestro país ciudades como Santander, Barcelona, Málaga, Madrid, Palma de Mallorca, Valencia, Cáceres o La Coruña son smart-cities reconocidas mundialmente. La ciudad condal, por ejemplo, cuenta con marquesinas interactivas para encontrar el medio de transporte más idóneo o consultar los puntos de interés más cercanos.

Hoy en día resulta cada vez más evidente la necesidad del empleo de herramientas como es el Big Data para facilitar la toma de decisiones de una manera acertada y permitiendo el desarrollo de una ciudad de forma sostenible. Las ciudades se enfrentan a nuevos retos para su desarrollo, por lo que la oportunidad de acceder a todo tipo de información resulta un papel fundamental para saber cómo es la interacción de los ciudadanos con el entorno y así poder detectar mejoras.

El reto de una ciudad sostenible

Muchas ciudades se suman al reto de conseguir una población saludable. Pero a día de hoy no hay un modelo estándar a seguir, a pesar de que existen prototipos como son los edificios energéticamente eficientes y los espacios verdes.

El concepto de distritos saludables está en una etapa incipiente, pero a medida que las poblaciones urbanas van creciendo y evolucionan, mayor es la complejidad de mantener la salud y el bienestar de una comunidad.

Ciudades como París o Hamburgo están experimentando con sus propias ideas. París ha diseñado un gran proyecto de sostenibilidad urbana a lo largo del río Sena. El diseño alienta un estilo de vida más saludable entre los residentes. Un parque que cuenta con 12 hectáreas con senderos para pasear, donde los residentes tienen la posibilidad de participar en el cuidado y mantenimiento de los jardines, huertos y colmenas. Además tienen actividades de aprendizaje de cocina, estudios de yoga y tai chi y hasta un anfiteatro al aire libre con capacidad para 320 personas.

En Hamburgo se ha llevado a cabo el proyecto Hafencity. Se trata del desarrollo de una nueva área de la ciudad a lo largo del río Elba. Es considerado como el mayor desarrollo del centro de una ciudad de Europa y es todo un referente en ciudad sostenible. Es el mayor puerto alemán y el segundo de Europa, después del de Rotterdam. Consta de un área de 157 hectáreas y reúne espacios de trabajo y usos residenciales, cultura y ocio, turismo e instalaciones de venta al por menor. Lo que diferencia este proyecto de otros países desarrollados es la ribera urbana por su ubicación central de la zona y por las expectativas de calidad que se ven reflejadas en este proyecto.

Fuentes:

Sostenibilidad

JLL Real Views

Fuente imágenes: Pixabay

¿Quieres recibir nuestros últimos contenidos por correo electrónico? Suscríbete