La brecha entre la oferta y la demanda en el mercado ibérico de residencias de estudiantes supera las 420.000 camas

En España hubo 491.116 estudiantes desplazados y sólo 91.066 plazas en residencias durante el pasado curso y en Portugal la brecha se situó en las 20.000 camas

abril 24, 2019

JLL, empresa de servicios profesionales y gestión de inversiones especializada en el sector inmobiliario, ha presentado sus informes de Residencias de Estudiantes en España y Portugal, donde analiza la evolución del sector durante el último ejercicio, así como su gran potencial de cara a inversores y promotores para el futuro. Entre las principales conclusiones que avalan el enorme potencial del negocio, destaca la brecha existente entre la demanda de camas y la oferta de producto de calidad en el mercado. En España, hay un déficit de más de cuatrocientas mil camas, mientras que en Portugal este registro supera la cifra de veinte mil plazas de dormitorios para estudiantes.

Una brecha que va en aumento, impulsada por el creciente número de estudiantes desplazados nacionales e internacionales en busca de alojamiento en ambos países, fruto del surgimiento de universidades y escuelas de negocio de referencia internacional o su calidad de vida, entre otros factores. Tanto es así que, en España, a pesar de haber aumentado el número de plazas disponibles en un 1,5%, el ritmo superior de crecimiento del número de estudiantes que necesitan alojamiento ha incrementado el déficit en un 3,7%.

Ambos mercados tienen una oferta escasa de cara a las cada vez más exigentes demandas de los estudiantes que buscan alojamiento. En España la alternativa es el alquiler residencial, que al estar en un 97% en manos de particulares, es un mercado informal y poco profesionalizado donde la oferta es muy heterogénea, con calidades y servicios muy variados, y que ofrece poca flexibilidad en términos de duración de los contratos. En Portugal, se repite este panorama y se suman a la oferta las residencias universitarias diseñadas para alumnos con rentas bajas. Entre las expectativas de los estudiantes se incluyen la búsqueda de una marca reconocible, la alta calidad de los materiales, la sensación de comunidad, el diseño, la oferta de ocio y servicios como lavandería o catering.

Los expertos de JLL pronostican un aumento en el número de plazas en residencias de estudiantes. En la Península Ibérica, se espera que aumente la oferta un 2,9% en 2019, hasta las 93.712 plazas, y un 5,2% para 2020, con 98.582 camas. El mercado se caracteriza, también, por ser fragmentado, con un 15,7% de las residencias en manos de los cinco principales operadores del mercado.

En España, por comunidades autónomas, Madrid es la que concentra un mayor número de plazas para estudiantes, abarcando un 22,3% del total, seguida por Cataluña (15,3%), Castilla y León (13,2%) y Andalucía (12,9%). Entre las principales ciudades destacan Madrid y alrededor de 140 residencias y colegios mayores que, con 18.024 camas, arrojan una ratio de 16 estudiantes por plaza. Barcelona, que cuenta con 160.400 estudiantes y 9.221 camas, con una ratio de 17 estudiantes por plaza. Valencia, que tiene una ratio de 32 estudiantes por cama, con 105.396 estudiantes y 3.252 plazas.

Esta tendencia se replica en las principales ciudades de Portugal. Lisboa cuenta con 116.700 estudiantes, 59.000 de los cuales son desplazados y una carencia de 11.000 camas. Oporto tiene 32.400 estudiantes desplazados de una comunidad de 58.200 y un déficit de unas 5.000 camas.

María Empis, responsable de consultoría y research de JLL Portugal, destaca que “el sector de residencias de estudiantes es la última tendencia en el sector inmobiliario luso. Durante los últimos tres años hemos presenciado como han abierto centros en Lisboa y Porto con unas ratios de ocupación que rozan el 100%. Por ello, los principales operadores internacionales ya presentan proyectos para la incorporación de 10.000 camas en el próximo lustro.”

Boom de la inversión en el mercado de residencias de estudiantes en España

Todos estos factores han situado a las residencias de estudiantes como uno de los activos de inversión con mayor potencial, en especial gracias a sus atractivas rentabilidades. En concreto, las residencias de estudiantes generan una de las rentabilidades más altas del mercado, del 5,50% en las ciudades secundarias y del 5% en Madrid y Barcelona. En línea con las residencias de la tercera edad (5,50%) y los activos logísticos (5%) y muy por encima de otros segmentos como locales comerciales (3,15%), oficinas (3,50%), residencial (3,50%) u hoteles (4%).

“Todo apunta a que esta tendencia se mantendrá de corto a medio plazo en el mercado español, a medida que los actuales proyectos en desarrollo se pongan en marcha e incorporen nuevas carteras al mercado. Cuando las oportunidades de inversión en residencias de estudiantes operativas con un valor de 50 millones de euros o más se materialicen, el mercado atraerá un volumen creciente de capital institucional, replicando las tendencias observadas en mercados más consolidados, como el británico.”, explica Nick Wride, director de Living & Alternatives de JLL España.

El estudio de JLL recoge un total de 18 operaciones de adquisición de suelos o edificios a reconvertir en todo el país, lo que supone un volumen de 141 millones de euros, el mayor jamás registrado. El 55% de la inversión total se realizó en Madrid y Barcelona, y las principales ciudades regionales recibieron el 45% restante. Estas inversiones incorporarán un total de 6.200 nuevas camas en España.