Artículo

Curiosidades sobre urbanismo: las calles más extrañas del mundo

Las ciudades esconden muchos secretos. Viajamos por el mundo para conocer cuáles son las calles más extrañas del planeta. ¿Nos acompañas?

11 de junio de 2015
Recorremos algunas de las calles más extrañas del mundo

Todas las personas, absolutamente todas, tenemos alguna característica que nos convierte en alguien especial. Lo mismo ocurre con muchas ciudades, todas tienen algo que les hace únicas e inolvidables. Y es que al margen de sus parques, museos, cafés, cultura y gastronomía, muchas ciudades presumen de contar con las calles más raras del planeta. Hoy hemos preparado la mochila y nos disponemos a recorrer algunos países en busca de las calles más extrañas del mundo. ¿Quieres descubrirlas?

1. Parliament Street (Inglaterra)

En español se traduce como la Calle del Parlamento y se encuentra ubicada en la ciudad inglesa de Exeter. Parliament Street data nada más y nada menos del siglo XIV y une High Street con Waterbeer Lane. Entre sus peculiaridades destacan sus escasas dimensiones, tiene aproximadamente 1,2 metros en su parte más ancha y menos de 64 centímetros en su parte más estrecha, lo que dificulta el tránsito de más de una persona en esta vía. Además de todo esto, Parliament Street cuenta con apenas 50 metros de largo, aunque como ya veremos, no se trata de la calle más corta del mundo.

2. Baldwin Street (Nueva Zelanda)

En uno de los extremos del planeta, en Nueva Zelanda, nos encontramos con la que probablemente sea la calle más empinada del mundo, Baldwin Street. Se encuentra ubicada en Dunedin y en sus 350 metros de largo cuenta con un desnivel de un 35% aproximadamente, lo que ha llevado a las autoridades a pavimentar esta calle con un hormigón especial que garantiza que los vehículos que transitan por esta calle se adhieran a su superficie.

Esta inclinación convierte a Baldwin Street en un auténtico paraíso para los amantes de la velocidad y el riesgo. No es extraño encontrar en ese lugar a personas montando en bicicleta y bajando a toda velocidad por esta pendiente. La ciudad de Dunedin ha sabido aprovechar este atractivo y ha convertido a Baldwin Street en un lugar de gran interés turístico, especialmente en verano, cuando se organiza la Baldwin Street Gutbuster, una carrera en la que los participantes deben subir y bajar por la calle. Todo un reto que en algunos momentos se les debe hacer “muy cuesta arriba”.

3. Lombard Street (Estados Unidos)

Si por algo se caracteriza la ciudad de San Francisco es por sus calles repletas de cuestas. Pero entre todas ellas destaca una de manera especial, se trata de Lombard Street, una calle que, aunque no es la más empinada de la ciudad, cuenta en uno de sus tramos con un trazado muy peculiar. Y es que, Lombard Street es mundialmente conocida por su tramo sinuoso y repleto de curvas entre Russian Hill y Hyde Street y en el que los coches no pueden circular a más de 10 kilómetros por hora. Día a día, cientos de turistas se acercan hasta este lugar para llevarse un bonito recuerdo de una de las calles más peculiares y bonitas que se pueden encontrar en el mundo.

Como curiosidad, únicamente destacar que esta calle también ha sido protagonista en la historia del cine. Alfred Hitchcock, en su película Vértigo, ubica en el número 900 de esta calle el hogar de la protagonista del filme.

4. Spreuerhofstrasse (Alemania)

La lucha por el título a la calle más estrecha del mundo tiene año tras año varios contendientes. Aunque en esa lucha, el rival más duro y ganador es la calle Spreuerhofstrasse en la ciudad de Reutlingen, en Alemania. Esta calle tiene tan solo 31 centímetros de ancho y 3,8 metros de largo, unas dimensiones que hacen que el tránsito por esta calle sea complicado. En los últimos años, esto se ha complicado aún más debido a unas filtraciones de agua en una casa de madera colindante a este pequeño pasaje, filtraciones que están provocando que uno de los muros de la vivienda se hinche.

¿Y cuál es la razón de ser de esta calle tan peculiar? Pues bien, todo comenzó con un gran incendio que tuvo lugar en la ciudad de Reutlingen en el año 1726. A partir de ese momento, las autoridades del lugar promulgaron como medida de protección la obligación de crear huecos entre las casas y edificios de la ciudad con el fin de evitar la propagación de futuros incendios. En 1820 esos huecos se convirtieron en vías públicas.

5. Avenida de Winston Churchill (Gibraltar)

Es muy extraño circular por una avenida y que de repente un avión se cruce en nuestro camino. Pues bien, esto no es algo raro para los gibraltareños que circulan cada día por la Avenida de Winston Churchill. Y es que la corta longitud de la pista del aeropuerto de Gibraltar provoca que los aviones tengan que utilizar esta avenida para sus maniobras de despegue y aterrizaje, lo que provoca la inmovilización del tráfico durante al menos 10 minutos para evitar posibles accidentes.

6. Ebenezer Place (Escocia)

La calle más corta del mundo se encuentra en Escocia, se trata de Ebenezer Place, una vía de tan sólo dos metros de longitud y en el que el cartero tiene muy poco trabajo. En esta calle se encuentra únicamente el Hotel Mackays.

7. Magic Roundabout (Inglaterra)

No solo de calles extrañas trata nuestro artículo de hoy, también recorriendo el mundo nos encontramos con rotondas muy peculiares como la Magic Roundabout o Rotonda Mágica en la ciudad de Swindon. Se trata de una rotonda gigante formada por otras cinco rotondas de menor tamaño. Esta rotonda se configuró como una solución a los múltiples atascos en Drove Road. El British Transport Research Laboratory propuso la construcción de varias rotondas que permitieran dispersar el tráfico y aumentar la seguridad a la hora de circular.

¿Quieres recibir nuestros últimos contenidos por correo electrónico? Suscríbete