Nota de prensa

El futuro del trabajo será híbrido y con un marcado énfasis en el empleado

Los centros de trabajo centrados en el empleado, la capacitación digital y orientada a la sostenibilidad, la salud y el bienestar serán los elementos que darán forma al nuevo futuro del trabajo

03 de febrero de 2021

Las empresas están buscando formas de reinventar sus espacios de oficinas y brindar a los empleados razones para volver a su lugar de trabajo, y un nuevo informe de JLL expone que los trabajadores deben ser la prioridad. El informe, titulado Reimagine: el futuro del trabajo para crear un mundo mejor, prevé que las empresas priorizarán la salud, el bienestar y la salud mental de los empleados en este nuevo futuro laboral. Asimismo, se producirá una gran transformación de los entornos laborales: la oficina tradicional evolucionará para pasar a ser un núcleo central rediseñado para potenciar la interacción de los empleados, la colaboración, la innovación y la formación.

Las conclusiones del informe se abordaron en el evento virtual de JLL celebrado hace dos semanas con la participación de expertos sectoriales de Barclays, Discovery Inc y Vodafone, que pusieron de manifiesto la tendencia hacia ecosistemas laborales híbridos que incluyan modalidades de trabajo flexibles, basadas en el trabajo tanto en la oficina como en remoto. Los participantes hablaron sobre cómo las plantillas dispersas, líquidas y potenciadas por la tecnología digital caracterizarán el mundo laboral en 2025 y destacaron la importancia de tener en cuenta las necesidades de los empleados de cara a su reincorporación a la oficina en 2021 y más adelante.

«A medida que avanzamos hacia un estilo de vida pospandémico, resulta importante comparar experiencias y compartir las mejores prácticas. El panel de expertos confirmó la transición de gran calado que se está produciendo hacia un modelo centrado en los empleados y el énfasis renovado en lo que reviste importancia para los empleados, como la calidad de vida y el bienestar», comentó Mark Caskey, consejero delegado de JLL Corporate Solutions para la región EMEA. «Estamos asistiendo al surgimiento de un nuevo propósito para los espacios laborales, y las empresas deben evaluar lo que ello conlleva para su modelo de negocio. Debemos avanzar de forma conjunta hacia un entorno laboral más conectado y sostenible que esté a la altura de las expectativas de los empleados».

Los ecosistemas de trabajo híbridos no constituyen solo una necesidad en un contexto pandémico, sino que han llegado para quedarse

A medida que avanza la transición hacia los ecosistemas laborales híbridos, las oficinas seguirán haciendo las veces de espacios colaborativos y centros de innovación. Los empleados siguen mostrando una gran afinidad por las oficinas. Los datos de JLL apuntan a que el 70 % de los empleados cree que la oficina fomenta más el trabajo en equipo y la colaboración creativa. Los patrones del teletrabajo consistirán principalmente en trabajar dos días a la semana en la oficina, si bien muchos empleados (74 %) se plantearían una semana de cuatro días laborables.

Las oficinas del futuro tendrán que adaptarse con celeridad para convertirse en espacios inspiradores y colaborativos y dejar atrás el concepto de filas de escritorios que imperaba en el pasado. Se prevé un cambio significativo en los modelos operativos de los espacios flexibles: los propietarios crearán sus propios espacios flexibles o se asociarán con operadores de este tipo de espacios.

«La cuestión a la que hacen frente las empresas en este momento es cómo implementar un modelo híbrido de forma adecuada. Sabemos que los empleados desean poder elegir entre trabajar en remoto o en la oficina», afirmó Sue Asprey Price, responsable de Corporate Solutions y Occupier Clients de JLL para el Reino Unido, durante el evento. «Ello exigirá invertir en lo que nosotros denominamos "el club" —esto es, el espacio de la sede empresarial— para garantizar que ofrece la experiencia y el ambiente que los empleados buscan e impulsar así su rendimiento. Estamos empezando a observar decisiones en este sentido y un cambio tanto en los modelos de negocio como en las elecciones en el seno de las carteras para reflejar esta nueva forma de trabajar».

La salud y el bienestar de los empleados representarán un importante segmento de inversión

El mayor énfasis en la salud y el bienestar de las personas será quizás la principal herencia de la pandemia. La salud y el bienestar de la plantilla, incluido un entorno laboral seguro y saludable, son imprescindibles para el éxito de las empresas. En 2021 y en adelante, los nuevos estilos de gestión seguirán evolucionando, priorizarán la innovación y sentarán las bases de la cultura empresarial.

«La pandemia es un problema humano, por lo que este mayor énfasis en lo que pueden hacer los entornos laborales por respaldar el bienestar no supone ninguna sorpresa», declara Mara Cummings, vicepresidenta sénior de Planificación y desarrollo inmobiliario a escala mundial en Discovery Inc. «Resulta importante adoptar un enfoque meticuloso sobre los siguientes pasos que se deben emprender, recopilar toda la información adecuada y realizar pequeños cambios durante el proceso, dado que la pandemia sigue evolucionando. La experiencia de cada persona es diferente, por lo que las empresas deben escuchar y aplicar un enfoque personalizado».

Las prioridades laborales tradicionales también se han puesto seriamente en entredicho durante la pandemia: por ejemplo, el 72 % de los empleados ahora considera que la conciliación entre la vida laboral y la personal reviste más importancia que contar con un salario holgado (69 %). Ello conlleva que el futuro del trabajo debe focalizarse en las necesidades y preferencias de unas plantillas líquidas. Las empresas deben crear soluciones centradas en los empleados que ofrezcan capacidad de elección y flexibilidad para optimizar sus experiencias y su rendimiento.

La sostenibilidad no constituye solo un mandato para los Gobiernos, sino también un deseo de los empleados

Se ha producido una transición mundial innegable en el uso de la energía hacia la mitigación del cambio climático y el fomento de la sostenibilidad. Dado que se estima que el medio urbanizado representa más del 40 % del consumo de energía a escala mundial y genera aproximadamente un tercio de las emisiones de carbono de todo el mundo, el sector inmobiliario desempeñará un papel de suma relevancia en la creación de un mundo mejor. Este sector deberá planificar iniciativas para cumplir el objetivo de lograr un modelo con cero emisiones netas de carbono, pero las personas también querrán formar parte de una empresa con un propósito en este sentido y comprometida con un mundo más sostenible.