Artículo

El espacio de los creativos y las ventajas de trabajar en un loft

Cada vez son más las personas que se apuntan a trabajar desde casa. En el artículo de hoy hablamos de las claves y las ventajas de trabajar en un loft.

24 de agosto de 2015
El espacio de los creativos y las ventajas de trabajar en un loft

En la actualidad nos encontramos con nuevas formas de vivir, nuevas formas de trabajar y nuevos hábitos y costumbres. En este contexto nacen también nuevos entornos en el que vivir o desarrollar nuestro trabajo diario. Hablamos de los loft, un espacio que mezcla las funcionalidades de una vivienda y de un entorno profesional por el que han apostado creativos, arquitectos, periodistas y muchos otros profesionales.

Loft es una palabra de origen inglés que describe un espacio grande y generalmente abierto, de una o varias plantas. Este tipo de espacios surgieron en el barrio neoyorquino del Soho en Manhattan durante los años 50. De ahí, esta tendencia dió el salto a Europa, en concreto se extendieron con rapidez por Berlín y Londres, donde muchos profesionales convirtieron estos espacios en toda una forma de vivir.

En el caso concreto de España podemos encontrar este tipo de espacios en Madrid y Barcelona. Las zonas más cotizadas en la capital son Tribunal, Manoteras, Pradillo y Tetuán. En Barcelona destacan zonas como Distrito 22@ y Sant Martí.

¿QUÉ VENTAJAS TIENE TRABAJAR EN UN LOFT?

Espacios amplios: el loft se caracteriza por estructuras donde el espacio pasa a ser el elemento protagonista. La mayoría de ellos utilizan estructuras de hormigón, vigas y mucha madera. Esto ofrece a los nuevos profesionales, espacios infinitos donde dar rienda suelta a su creatividad.

Concentración ante todo: sus acabados sencillos y prácticos hacen de los loft espacios ideales para concentrarse en los proyectos.

Espacios abiertos y flexibles: la vida de un creativo, arquitecto, periodista, interiorista, decorador y muchos otros profesionales está repleta de reuniones, sesiones de trabajo y días de mucho trabajo. Para ello se necesitan espacios que transmitan calma y libertad. Los loft son ideales para ello y además permiten tener flexibilidad a la hora de realizar actividades que requieran más espacio o un lugar diferente al de una oficina tradicional.

Se hizo la luz: una de las cosas más importantes para muchos profesionales es la luz con la que trabajan. Los loft tienen la ventaja de contar con ventanales enormes que dejan pasar la luz durante horas ayudando así a una mejor concentración. Además los loft ofrecen una buena climatización y ventilación lo cual ayuda a las personas a sentirse activas en el trabajo y favorece la positividad en los proyectos.

Son baratos: si así es. Los loft son una opción económica, especialmente para aquellos profesionales que unifican vivienda y lugar de trabajo. Además, los loft implican ventajas fiscales como la posibilidad de deducirse el coste del IVA (16%).

CONSEJOS PARA DECORAR UN LOFT

La decoración de un loft es clave para obtener buenos resultados en cualquier proyecto. Debe de ser una decoración pensada para la concentración y la motivación. Aquí os dejamos algunos consejos:

  1. Debe de seguir un estilo minimalista para no romper con la esencia del espacio.
  2. Los tonos de las paredes y de los muebles deben de ser tonalidades claras o colores pastel.
  3. Los biombos, paneles japoneses y las estanterías son elementos ideales que ayudan a dividir el espacio en diferentes áreas dependiendo de las diferentes necesidades.
  4. Los muebles de un loft deben de ser prácticos y útiles. Se deben evitar muebles demasiado recargados. El espacio tiene que mantener la coherencia con los muebles.
  5. Un loft debe tener personalidad y para ello se puede optar por vinilos y cuadros vintage que aporten un toque diferenciador y único. También, y especialmente si utilizamos un loft para trabajar, podemos recurrir a láminas con mensajes positivos de manera que siempre encontremos la motivación que necesitamos. Por otro lado, una tienda de antigüedades puede albergar auténticos tesoros cuando se trata de decorar. Una maleta antigua, una cámara de fotos de hace años o cualquier otro elemento puede dar a un loft un toque único.

¿Quieres recibir nuestros últimos contenidos por correo electrónico? Suscríbete