Artículo

Útiles consejos para decorar oficinas pequeñas

Decorar una oficina pequeña no debe ser un problema. Poniendo en práctica una serie de consejos podemos tener un lugar de trabajo muy bien organizado.

07 de mayo de 2015
Consejos para decorar oficinas pequeñas

De la misma manera que no siempre tenemos una casa tan grande como quisiéramos, puede ocurrir que nuestra oficina o lugar de trabajo sea un espacio pequeño en el que no siempre nos sentimos cómodos y en el que reina un cierto desorden por la escasez de espacio.

¿Os sentís identificados con esta situación? Si es así, esta circunstancia puede tener sus días contados si hacéis caso a estos útiles consejos

Consejos para decorar oficinas pequeñas

Debemos ser muy prácticos

A la hora de decorar una oficina de pequeñas dimensiones debemos tener en cuenta nuestro propio gusto personal y la imagen de marca de la compañía (no olvidemos que nuestro espacio de trabajo también comunica). Ahora bien, debemos encontrar el equilibrio entre el gusto estético y la practicidad de nuestro espacio de trabajo.

Podemos empezar a ser prácticos en la elección de nuestra mesa de trabajo eligiendo aquella que disponga de suficientes cajones o un archivador inferior que nos permita ahorrar espacio y almacenar documentos. En este mismo sentido, los muebles archivadores con muchos cajones en vertical son una excelente ayuda que nos permite organizar documentos y todo lo que necesitamos en una oficina sin apenas ocupar espacio.

Otra pequeña recomendación a tener en cuenta es disponer sobre nuestro escritorio dos bandejas apilables para colocar allí los papeles y documentos de una manera organizada y útil. Recuerda que cuando el espacio es limitado, una buena organización lo es todo.

También es recomendable que nuestras mesas de trabajo tengan una mayor superficie a lo largo y no a lo ancho.

En el momento de buscar nuestras sillas de trabajo también debemos ser muy prácticos, debemos adquirir sillas cómodas y multiusos, es decir que nos permitan trabajar y en un momento determinado descansar. Si nuestro espacio es demasiado reducido, podemos optar por sillas que también sean plegables y nos permitan ganar espacio cuando no las necesitemos.

El color de las paredes importa

Los colores claros nos ayudan a ganar espacio. Por lo tanto, la decoración de una oficina pequeña debe empezar por la elección de tonalidades claras y luminosas para las paredes. Podemos optar por el color blanco, colores crema o distintas tonalidades de amarillo u otros colores pastel. Esto no implica que no podamos combinar estas gamas de colores con otras distintas que nos ayuden a dar un toque personal y distintivo a nuestra oficina.

Un espacio pequeño no lo es tanto si tiene luz natural

Una oficina pequeña gana mucha amplitud si dispone de una gran ventana o varias ventanas por las que entra mucha luz natural. A la hora de iluminar la oficina con luz artifical y dar la sensación de amplitud es recomendable optar por lámparas de techo.

Aprovechemos el techo y dejemos libre el suelo

Dicho así puede sonar raro pero lo cierto es que el techo puede ayudarnos a ganar espacio y dar una sensación de orden. Esto podemos conseguirlo utilizando lámparas de techo o alguna planta colgante que nos ayude a decorar nuestro espacio de trabajo. No olvides que las plantas son elementos importantes en una oficina ya que nos ayudan a crear espacios de trabajo agradables, mejoran los niveles de productividad y ayudan a reducir los niveles de estrés.

También podemos aprovechar las paredes para fijar percheros en ellas o incluso, si la pared es alta, podemos introducir en nuestra oficina un altillo que nos permita guardar documentos o archivos que nos libere espacio.

Divide, pero sin perder espacio

Si tu oficina es pequeña pero lo suficientemente amplia como para albergar distintos espacios o ambientes que necesitas separar sin perder espacio y luz puedes optar por puertas corredizas, paneles divisorios de cristal, tabiques de media altura o incluso estanterías.

Para finalizar, a la hora de decorar nuestra oficina, especialmente cuando esta es de pequeñas dimensiones, no debemos estar condicionados por la escasez de espacio y limitar nuestra creatividad.

Al contrario, debemos explotar al máximo nuestra imaginación para dar con aquellas ideas que nos permitan crear un espacio amplio (sin serlo), organizado, que nos ayude a formentar nuestra productividad y trabajar de manera eficaz.

Estos son algunos de nuestros consejos pero si conocéis alguno más no dudéis en escribirnos y hablarnos de vuestros trucos para conseguir ahorrar espacio en vuestro lugar de trabajo.

¿Quieres recibir nuestros últimos contenidos por correo electrónico? Suscríbete