Artículo

España, un país de pueblos abandonados

En España hay cerca de 3.000 pueblos abandonados. Algunos de ellos se rehabilitan y se dedican a actividades educativas. Otros muchos están en venta.

17 de agosto de 2015
España, un país de pueblos abandonados

Comprarse un pueblo puede parecer una idea muy pintoresca, costosa y difícil de llevar a cabo. Pero muy lejos de la realidad, lo cierto es que comprar un pueblo en España puede ser relativamente fácil debido a la gran oferta de pueblos abandonados y en venta a precio de saldo. En la actualidad, España cuenta con 3.000 pueblos abandonados aproximadamente. Muchos de ellos se encuentran en zonas rurales de Castilla y León, Galicia, Asturias, Aragón, Extremadura y Andalucía.

Hace unos años el fenómeno de la emigración de las zonas rurales a las grandes ciudades fue el principio del fin de muchos de estos pueblos o aldeas que han visto cómo sus calles quedaban condenadas al olvido. Un dato que demuestra esta tendencia es que el 56% de los pueblos incluidos en el padrón municipal perdieron población entre 1996 y 2014 según un análisis realizado por Europa Press a partir de los datos del Instituto Nacional de Estadística.

Ahora bien, desde hace un tiempo parece que la situación de abandono de muchos de estos pueblos puede cambiar debido al gran interés que han despertado. Las razones que han motivado este vuelco son varias. Por un lado, cada vez son más las personas que deciden abandonar el agobio de las grandes ciudades por pequeños pueblos en los que vivir una vida tranquila, más barata y en plena naturaleza. Por otro lado, desde las administraciones públicas se han puesto en marcha programas que fomentan el conocimiento y desarrollo de zonas que han quedado deshabitadas. En este sentido nos encontramos con el Programa de Recuperación y Utilización Educativa de Pueblos Abandonados (PRUEPA).

UN FENÓMENO QUE CAUSA EXPECTACIÓN EN EL EXTRANJERO

El fenómeno de los pueblos abandonados en España causa una gran expectación en el extranjero. Esto se ha traducido en múltiples reportajes en medios de comunicación de Europa, el mundo árabe e incluso en Australia que han provocado una gran avalancha de compradores o inversores extranjeros que veían en estos pueblos abandonados el sueño de sus vidas.

Ahora bien, no es oro todo lo que reluce. A su llegada a España, muchos de estos extranjeros se encuentran con una excesiva burocracia, rehabilitaciones de estos pueblos abandonados y reconstrucciones de viviendas muy costosas que incluso pueden superar el precio de venta inicial. Todo ello hace que finalmente el pragmatismo no ceda paso ante la esperanza de darle una nueva vida a estos enclaves rurales.

PUEBLOS ABANDONADOS… AUNQUE NO SIEMPRE OLVIDADOS

Estos son algunos de los pueblos abandonados de España. Algunos de ellos en venta y otros puestos al servicio de la educación de las nuevas generaciones, desconocedoras de las formas de vida rurales. Pueblos que en muchos casos no solo esconden grandes paisajes, también grandes historias y leyendas que merecen ser conocidas.

1. Umbralejo: se encuentra ubicado en plena Sierra de Ayllón (Guadalajara) escondido en un bosque de pinos silvestres, encinas y melojos. Umbralejo formó parte del programa PRUEBA lo que permitió la rehabilitación de aproximadamente 70 edificaciones entre casas y otras construcciones del siglo XVIII. En Umbralejo no se encontrarán lujos, ni antenas de televisión, ni cables. Únicamente lo que hoy por hoy es un gran ejemplo de la arquitectura negra que tiene en el empleo de materiales como la pizarra su máximo exponente. En la actualidad, Umbralejo es un pueblo en el que de vez en cuando se pueden escuchar las voces de jóvenes que visitan este enclave para conocer la existencia de otra forma de vida. Una vida rural muy distinta al ritmo de los núcleos urbanos. Umbralejo también puede ser visitado por turistas.

2. Belchite: se encuentra en Zaragoza y sin duda alguna es uno de esos pueblos que esconden grandes historias. Fue una gran joya arquitectónica que albergó capillas, palacios renacentistas, iglesias y templos. Hasta que sufrió los bombardeos de la Guerra Civil. En Belchite hubo un balance de 6.000 muertos en apenas quince días. Quienes pasean entre sus ruinas aseguran que se puede percibir lo vivido en aquel lugar durante la conocida como Batalla de Belchite.

3. Ochate: se encuentra situado en el Condado de Treviño en la provincia de Burgos. Se encuentra abandonado desde mediados del siglo XIX pero desde hace unos años ha adquirido una gran fama debido a los supuestos fenómenos paranormales que allí tienen lugar. La población de Ochate descendió drásticamente en la segunda mitad del siglo XIX debido a numerosas epidemias y desapariciones misteriosas. Hoy por hoy, la Torre de San Miguel es el único enclave que perdura en el tiempo de este pueblo misterioso y al que no se puede acceder en coche.

4. La Mussara: se trata de un pueblo fantasma desde el año 1956 y muy famoso por misteriosas desapariciones que aún están por resolver. La Mussara se encuentra en el término municipal de Vilaplana en la provincia de Tarragona y es famoso por la belleza de los paisajes que le rodean. En la actualidad alberga ocho edificios en ruinas, entre ellos la antigua iglesia de San Salvador con un campanario del año 1859.

5. Aldeas abandonadas y en venta en la Ribeira Sacra: la Ribeira Sacra es uno de los lugares más visitados de Galicia por la belleza de sus paisajes y con una gran concentración de templos románicos. En este lugar se pueden encontrar una aldea en venta por valor 70.000 euros.

¿Quieres recibir nuestros últimos contenidos por correo electrónico? Suscríbete