Artículo

Llega la Navidad y el consumo de energía en las ciudades se dispara

Se acerca la Navidad y con ella un aumento del gasto energético que no solo notan los hogares, los ayuntamientos y ciudades también consumen más energía.

noviembre 17, 2015

Se acerca la Navidad, unas semanas de descanso, de regalos y de disfrutar de la familia y los amigos. Pero sin duda alguna, si por algo se caracteriza esta época del año es por el incremento del gasto energético, no solo de particulares, también de organismos públicos, como por ejemplo los ayuntamientos, que año tras año hacen un gran esfuerzo para vestir sus ciudades con las mejores galas. Los mercadillos, los adornos y especialmente las luces de navidad, de todas las formas, colores y tamaños, son las grandes protagonistas en los últimos días del año.

Y aunque a priori no nos percatemos de ello, lo cierto es que las luces de Navidad suponen un gasto muy importante para los ayuntamientos, un gasto innecesario para muchas personas y también para organismos que por ejemplo luchan por la conservación del medio ambiente. No podemos olvidar que las luces navideñas además de incrementar de forma considerable la factura de energía también dañan nuestro entorno por el incremento de emisiones de CO2. En el lado opuesto, encontramos a los comerciantes que luchan para que las luces de navidad luzcan cuanto antes en su máximo esplendor al considerarlas como un gran reclamo turístico y comercial. Independientemente de posiciones a favor o en contra del encendido de las luces navideñas, existen tres grandes medidas que los ayuntamientos pueden poner en marcha para ahorrar en energía y luz durante esta época del año: 

1. Utilización de luces LED: el empleo de luces LED permite reducir la factura eléctrica hasta en un 30% o 40%. Además de ser luces de bajo consumo, este tipo de iluminación dura más en el tiempo. Esta medida no solo puede ser puesta en práctica por las administraciones públicas, a la hora de decorar nuestros hogares también podemos emplear este tipo de iluminación. ¡Nuestra factura y nuestro entorno nos lo agradecerán!

2. Periodos de encendido más reducidos: otro de los aspectos que permiten a las ciudades ahorrar en energía durante el período navideño es la reducción del periodo de encendido de las luces. Algo relativamente fácil pero que causa mucha controversia como hemos comentado en párrafos anteriores, especialmente entre los comerciantes, para los que oficialmente la campaña de compras de Navidad comienza con el encendido de las luces. En este sentido, hace unos días Madrid tuvo que rectificar y adelantar el encendido de las luces una semana. En un principio, la capital de España tenía previsto encender el alumbrado navideño el 4 de diciembre, finalmente será el 27 de noviembre. En Barcelona también se ha adelantado el encendido de las luces, previsto también para el 27 de noviembre aunque en un inicio se habló del 1 de diciembre. En este adelanto de fechas ha tenido mucho que ver la incorporación en el calendario comercial de Navidad acontecimientos como el conocido Black Friday.

El número de horas al día que permanezcan las luces encendidas también repercutirá en un mayor o menor ahorro. Por ejemplo, este año en Madrid las luces de Navidad se encenderán todos los días a las 18:00h. Los lunes, martes, miércoles y domingos permanecerán encendidas hasta las 23:00h y los viernes, sábados y vísperas de festivo hasta la medianoche. Habrá también horarios específicos para días más especiales. Por ejemplo, los días 25 de diciembre, 1 y 6 de enero, las luces permanecerán encendidas desde las 18:00h hasta las 24:00h. El 24 de diciembre, las luces estarán encendidas hasta las 3:00h de la mañana, el 31 de diciembre hasta las 6:00h y el 5 de enero hasta las 3:00h.

La importancia de poner en marcha estas medidas no solo radica en el importe de la factura de energía, como ya venimos adelantando el medio ambiente también sufre las consecuencias de este elevado consumo de electricidad. No podemos olvidar que cada kilowatio/hora de electricidad consumido proviene en un 23% aproximadamente de centrales nucleares y en un 62% de combustibles fósiles que provocan emisiones de CO2.

3. Patrocinios privados: otra manera de favorecer el ahorro en el alumbrado navideño de las ciudades es dando la oportunidad a patrocinadores privados que financien la instalación de determinados adornos en puntos concretos de la ciudad.

LAS LUCES DE NAVIDAD VISTAS DESDE EL ESPACIO

Las magnitud con la que muchas ciudades iluminan sus calles durante la Navidad hace que estas sean aún más visibles desde el espacio. El año pasado, un científico de la NASA identificó como la luz artificial se hace más visible desde el espacio en periodos festivos como la Navidad en países occidentales o el Ramadán en países de religión musulmana. Y es que, en países como Estados Unidos, la iluminación nocturna durante estas fechas es en torno a un 20% y 50% más brillantes que el resto del año. Para ver más imágenes como la que mostramos a continuación podéis ver este interesante álbum de fotos de la NASA en Flickr.

¿Quieres recibir nuestros últimos contenidos por correo electrónico? Suscríbete