Artículo

Los edificios más extraños del mundo (II)

Casas-zapato, iglesias insólitas o edificios de Star Trek. Te traemos la segunda selección de las construcciones más peculiares del mundo.

10 de mayo de 2016
Los edificios más extraños del mundo (II)

Gracias a las herramientas que hemos desarrollado y a nuestro ingenio, hemos conseguido construir edificios insólitos. Mucha gente los odia y otros los adoran, pero lo que es innegable estas construcciones tienen su mérito.

Tras la primera parte de los edificios más extraños del mundo, te traemos una segunda selección con construcciones que nunca entenderemos. Y quizá por eso, las admiraremos más.

Una iglesia de otro planeta

Aunque parezca estar a punto de despegar, la Iglesia de Hallgrímur (Hallgrimskirkja) sí pertenece a este planeta, concretamente a la ciudad de Reikiavik, en Islandia. La construcción de este templo luterano comenzó en 1945 y duró nada más y nada menos que 38 años. Sus 75 metros de altura le otorgan el título de la iglesia más alta del país. ¿Su autor? El arquitecto Gudjon Samuelsson, que planteó el diseño como homenaje al paisaje natural autóctono, concretamente a los flujos de lava basáltica, característicos de Islandia.

¿Vivir en un zapato? Esta casa lo hace posible

Estados Unidos es el rey de las atracciones “roadside”. A lo largo de las interminables carreteras es posible toparse con esculturas realmente sorprendentes. Esta vez nos vamos a Pensilvania, donde La casa zapato de Haines (The Haines Shoe House) nos ofrece la experiencia de visitar una casa con forma de zapato. Se ideó como construcción publicitaria para la marca Haines y ha acabado siendo una atracción más de la zona. Un claro ejemplo de que a poner límites a la creatividad es de necios.

BWM vs Star Trek

Parece que Alemania y modernidad van siempre unidas. Así es el BMW Welt de Múnich, un edificio de exposiciones perteneciente al grupo BMW. El concepto de su diseño se centra en el techo: escultórico y expansivo, cayendo sobre el resto de la estructura, de cristal y acero. En definitiva, una construcción futurística que parece sacada de Star Trek.

Sin más, Gaudí

Aunque en España tengamos los ojos acostumbrados a la maravillosa arquitectura de Gaudí, millones de turistas recorren kilómetros de distancia sólo para disfrutar de las joyas arquitectónicas de la Ciudad Condal. Casa Batlló es una de sus obras más conocidas y el ejemplo más característico del peculiar estilo ecléctico que se acabó convirtiéndose en la firma del famoso arquitecto catalán.

Un edificio que parece hecho de LEGO

No sólo las grandes ciudades albergan grandes cosas. A veces sólo hace falta darse una vuelta por las zonas colindantes para descubrir sitios de lo más insólitos. Este es el caso del Edificio Mirador, situado en el barrio de Sanchinarro, en Madrid. Un edificio de de viviendas postmoderno que finalizó en 2005 no falta de polémica debido a su innovador diseño. En la torre de 21 plantas destacan los colores, que nos indican qué bloques construyen y cuáles sirven de tránsito. Un diseño planteado como un mirador que nos recuerda a la Défense de París, pero a lo castizo.

No te pierdas la primera parte del artículo, Los edificios más extraños del mundo (I)

¿Quieres recibir nuestros últimos contenidos por correo electrónico? Suscríbete