Artículo

¡Nada se tira! Edificios construidos con materiales reciclados

¡Nada se tira! Este es el lema de este nuevo artículo en el que visitamos viviendas y edificios construidos con materiales reciclados.

08 de abril de 2015
¡Nada se tira! Edificios construidos con materiales reciclados

A lo largo de la historia el hombre ha utilizado como materiales de construcción los recursos que más abundaban en su entorno. Materiales que podían ser desde madera o barro hasta grandes bloques de piedra. Con el paso de los años, los materiales empleados en la construcción se han ido unificando, siendo el cemento, el ladrillo y el acero los recursos más importantes. Ahora bien, hay quien por una cuestión de necesidad, originalidad o responsabilidad con el entorno opta por nuevos materiales de construcción a la hora de afrontar un nuevo proyecto arquitectónico. En este sentido cada vez son más las personas o estudios de arquitectura que optan por emplear materiales reciclados en nuevas construcciones.

¿Cuáles son las razones del auge de los materiales reciclados en la construcción? La razón del empleo de estos materiales tienen por un lado un fundamento ecológico y por otro lado, un aspecto económico. En primer lugar muchos de estos materiales son responsables con el medio y no generan ningún tipo de destrucción como consecuencia de su extracción, procesado y transporte. Además, en muchos casos se trata de materiales baratos, lo que ha provocado que sean utilizados en los países del Tercer Mundo como una alternativa para el acceso a la vivienda sin grandes costes económicos.

En el artículo de hoy veremos ejemplos reales de viviendas construidas a partir de materiales reciclados y comprobar las nuevas oportunidades que nos ofrecen.

¡VIVAN LAS SEGUNDAS OPORTUNIDADES!

El estadounidense Ethan Hayes-Chute es un artista en dar nuevas oportunidades, en concreto a la madera que se encuentra y que le sirve para crear construcciones tan impactantes como la que vemos a continuación.

En esta misma línea pero empleando llantas de automóviles nos encontramos con el grupo de artistas holandeses Refunc. Con este material y acero reutilizado, han creado una cabaña en el jardín. Algo que además les ha abierto la puerta para convertirse en auténticos expertos a la hora de encontrarle nuevos usos a las llantas de los coches.

Leo Qvaservo es el propietario de esta casa de verano construida en Dalarna (Suecia). Una vivienda que destaca especialmente por su verticalidad y su forma triangular. En su interior predomina un diseño minimalista. Como curiosidad, en su exterior la casa dispone de un columpio y de una cuerda para descender por la fachada, una gran idea para apasionados al alpinismo.

ALGO MÁS QUE CASAS

Además de encontrarnos con casas construidas con materiales reciclados, muchas personas se aventuran a utilizar estos materiales para dar vida a construcciones impresionantes.

Un ejemplo de ello lo encontramos en la Catedral de Justo, un impresionante edificio inspirado en la Basílica de San Pedro de Roma y que ha sido erigida en su totalidad a partir de materiales reutilizados. Justo Gallego, un hombre de 90 años y exmonje, ha sido el encargado de levantar este edificio que cuenta con notables elementos arquitectónicos. Para ello apenas ha contado con ayudas. Para la construcción de este épico edificio, Justo ha utilizado materiales reutilizados y reciclados como ladrillos y azulejos rotos, toneles de petróleo, chapa, hierro y alambres.

En el año 2005 un famoso anuncio de Aquarius dió a conocer la Catedral de Justo, quién en aquellos momentos se convirtió en todo un héroe para muchos.

Hasta islas flotantes pueden hacerse con materiales reciclados. Que se lo pregunten a Richart Sowa, un británico que decidió construirse una isla flotante en México empleando para ello 250.000 botellas de plástico. En 2005 el huracán Emily destrozó la isla de este inglés que con mucho empeño volvió a construir lo que hoy se conoce como Isla Joyxee. En esta ocasión, para darle mayor robustez a la construcción, utilizó raíces de plantas y cultivos entre las botellas de plástico.

También existen templos budistas elaborados con materiales reciclados como el que vemos en la imagen inferior. Ubicado a 600 kilómetros al noroeste de Bangkok y construido con un millón y medio de botellas de vidrio. Los envases que dan forma a esta construcción se empezaron a recolectar en 1984 por los monjes que habitaban el lugar.

¿Quieres recibir nuestros últimos contenidos por correo electrónico? Suscríbete