Artículo

Diez tendencias de Corporate Real Estate que marcarán el 2017

Para anticiparse hoy al día de mañana es imprescindible conocer las tendencias de Corporate Real Estate que marcarán el futuro.

14 de marzo de 2017
Diez tendencias de Corporate Real Estate que marcarán el 2017

Para anticiparse hoy al día de mañana es imprescindible conocer las tendencias de Corporate Real Estate que marcarán el futuro :

1 Volatilidad

Hablar de volatilidad implica hablar de riesgos e incertidumbre, siendo ambos grandes desafíos para las empresas en la actualidad, como consecuencia de operar en un entorno altamente cambiante. Pero, ¿qué formas adoptan estos riesgos en el día a día de las compañías? Se podrían enumerar muchos, pero si atendemos a aquellos que afectan a todas las empresas, con independencia de su tamaño, nacionalidad y sector de actividad pueden acotarse tres: riesgos geopolíticosmacroeconómicos y cibernéticos. Estas amenazas están a la orden del día y ninguna empresa es ajena a ellas. Muestra de ello es que el crecimiento económico incierto sea una preocupación para ocho de cada 10 CEOs a nivel global; tres de cada cuatro se sientan amenazados por la incertidumbre geopolítica y seis de cada 10 teman los ciberataques.

2 Agilidad

La agilidad es la solución para afrontar la volatilidad. Una compañía flexible es aquella que se adapta a los cambios con rapidez evitando, así, quedarse atrás y perder competitividad frente a sus homólogos del mercado. Pero la agilidad no se limita a evitar que los cambios del entorno afecten al crecimiento de la empresa. El principal objetivo debe ser sacarles el mayor provecho convirtiéndolos en el motor de la rentabilidad de la compañía. Una buena forma de lograrlo consiste en incorporar la agilidad como parte integral de la estrategia de workplace, activos y portfolio. Ya son 20 millones de personas en todo el mundo las que utilizan un tercer lugar de trabajo durante su jornada laboral y más de un tercio las que emplean su tiempo de trabajo fuera de su propio puesto. Estas prácticas se extenderán aún más en el futuro, demandadas por las nuevas generaciones de trabajadores que marcarán un antes y un después en las formas de trabajo. Por esta razón, se espera que para 2030 el 30% de las carteras corporativas incluya espacios de trabajo flexibles.

3 Optimización

La optimización, entendida como la alternativa que ofrece el mayor rendimiento posible, será clave para afrontar la incertidumbre geopolítica y la volatilidad, pero también para atraer al mejor talento. Este será uno de los grandes desafíos que afronten las empresas en el futuro, según manifiesta el 57% de los CEOs a nivel global, como consecuencia del reto demográfico, que limitará la oferta de mano de obra altamente cualificada. Ante el reto de la optimización, las estrategias de ubicación y cartera serán sometidas a un intenso escrutinio. Pero, ¿qué deben tener en cuenta las compañías para dar con la ubicación idónea? La respuesta se encuentra en los denominados “siete magníficos”, factores que determinan las decisiones de ubicación y que incluyen: talento, aspectos inmobiliarios, clústeres, regulación, accesibilidad, nuevas perspectivas y dinamismo de la ciudad. Analizar las necesidades específicas de cada empresa en cada una de estas dimensiones ayudará a encontrar la ubicación óptima.

4 Crecimiento inteligente

Crecer de manera inteligente implica dar con el método de expansión más idóneo para una empresa. Mientras unas optan por crecer de forma orgánica, otras se decantan por operaciones de fusiones o adquisiciones, las cuales seguirán creciendo hasta 2018, aumentado un 50% en los mercados emergentes. Por su parte, un 57% de las compañías está reestructurando su negocio de forma activa, teniendo en el punto de mira a startups y empresas tecnológicas de rápido crecimiento. Pero hay un nuevo medio que toma cada vez más fuerza: el crecimiento colaborativo, que un 58% de las empresas a nivel mundial ya ha llevado a cabo. Estos resultados dejan patente que las fusiones y adquisiciones, así como el crecimiento colaborativoserán los factores que definan las prioridades del CRE este año y los siguientes.

5 Innovación abierta

Por innovación abierta se entiende la combinación de nuevas formas de pensar, soluciones y procesos para impulsar la creación de valor y acelerar la transformación del negocio. El CRE deberá apoyar la innovación abierta y la colaboración a través de un modelo que parta de unas oficinas centrales que cubran las siguientes áreas: co-working, colaboración virtual, aceleradora de empresas, incubadora, centro de excelencia y fab labs. Bajo la premisa de que una empresa innovadora genera mayores rendimientos para sus accionistas que el resto de compañías de su sector, el 42% de las empresas a nivel global prevé iniciar colaboraciones con emprendedores para acelerar la innovación disruptiva. El objetivo es claro: impulsar el rendimiento humano, de los productos y un mayor retorno de la inversión integrando la innovación continua como factor clave de la estrategia.

6 Experiencia humana

El espacio de trabajo es algo más que un inmueble. Es un entorno que puede ayudar a las personas y a las empresas a alcanzar sus objetivos empresariales. Aquí es donde aparece el concepto de ‘experiencia humana’, cuyo objetivo es mejorar el rendimiento de los empleados haciéndolos más felices. Para ello hay tres pilares básicos que deben tenerse en cuenta: la colaboración –entendida como el sentido del compromiso–, la autonomía –la sensación de control–, y el cumplimiento –la sensación de confort–. Para influir en el compromiso, cabe tener en cuenta que la salud y el bienestar son los principales factores de impacto. Respecto a la autonomía, basta con impulsar ciertas medidas como la posibilidad de trabajar desde casa algunas veces. Y en cuanto al cumplimiento, este está ligado a los dos anteriores, pues sentirse comprometido y responsable de tu trabajo es inherente al cumplimiento de tus obligaciones, de ahí la importancia de incidir sobre los anteriores. Estos aspectos merecen especial atención, ya que solo dos de cada cinco empleados declaran sentirse muy comprometidos con su trabajo. De este modo, resulta imprescindible integrar la “experiencia de usuario” en primera línea de la estrategia de workplace, adoptando un enfoque centrado en las personas.

7 Human cloud

El human cloud o plataforma de talento digital transformará la demanda de CRE en los próximos años. Su potencial económico es innegable, con 2,7 billones de dólares que podría agregar al PIB global para 2025. Sus beneficios se extienden al ámbito empresarial, con una mejora de los resultados de hasta el 9% y una reducción de los costes relativos al talento y los recursos humanos de hasta un 7%. No obstante, igual de innegable es el reto que plantea, teniendo en cuenta que el aumento de los trabajadores eventuales podría afectar inversamente al número de empleados en plantilla y, por consiguiente, a las necesidades del sector inmobiliario. En consecuencia, las empresas deben tratar de anticipar hoy los problemas que encontraran en un futuro no tan lejano. La solución debe centrarse en adaptar la estrategia de CRE para responder a la demanda de los trabadores eventuales e integrar conceptos de ‘Human Cloud’.

8 Automatización inteligente

Se entiende como la idea que combina los conceptos de ‘automatización’ e ‘inteligencia artificial’. Dos sistemas con un impacto moderado en la actualidad, pero radical en el futuro. Muestra de ello es que el 85% de los CEOs a nivel global esté considerando la integración de procesos empresariales automatizados básicos con inteligencia artificial y procesos cognitivos en los próximos tres años. La estrategia de automatizar todos los procesos repetitivos y la previsión de que, en 2019, el 25% de las funciones en todas las áreas de trabajo estén automatizadas plantea, de nuevo, el reto de la progresiva reducción de la plantilla en el tiempo. Desafío que se verá agravado por otros dos pronósticos: que el 9% de los empleos se automatice por completo y que, entre el 50 y el 70%, experimente una transformación radical. De nuevo, la solución pasa por mostrarse flexible y convertir los riesgos en oportunidades. En este caso, empleando la automatización inteligente para transformar la prestación de servicios de CRE durante el ciclo de vida inmobiliario (generar análisis avanzados de negocio, mantenimiento de servicios rutinarios en instalaciones, digitalizar el flujo de trabajo, etc.)

9 Negocio algorítmico

Este concepto sirve para definir cómo afectará la revolución digital de la empresa al mercado inmobiliario. El uso industrializado de algoritmos se traducirá en ahorro de costes, aumento de la productividad, mejora de la ‘experiencia humana’, excelencia operativa, mitigación de los riesgos y perspectivas basadas en datos, entre los principales impactos. Ante estos beneficios, resulta lógico que cada vez sean más las empresas que contemplen aprovechar la capacidad de la inteligencia artificial y el data analytics para mejorar el rendimiento del mercado inmobiliario. Todo ello conllevará a que, para 2018, más del 50% de las grandes compañías a nivel mundial compita en el uso de analítica avanzada y algoritmos propios, alterando industrias enteras.

10 Un futuro mejor

El último aspecto que cobrará importancia en 2017 y en años siguientes será la filantropía corporativa. Un futuro mejor conlleva crear modelos de negocio sostenibles que añadan valor duradero para los clientes, empleados, accionistas y comunidades. Causa de ello es la necesidad que perciben tres de cada cuatro CEOs a nivel global de medir y documentar el “impacto total” de las actividades de la empresa, debido a su impacto en el éxito a largo plazo de la compañía. Con tal fin, las empresas diseñarán estrategias diversas sobre cuatro dimensiones de la filantropía empresarial: medio ambiente, desarrollando nuevos activos y modernizando los existentes para cumplir las normas de bajas o cero emisiones; salud y bienestar, impulsando el modelo de oficinas “verdes” que mejoran la productividad de los empleados hasta en un 61%; comunidad, minimizando los efectos sobre la sostenibilidad de la cadena de suministro y prácticas de compra para influir en las comunidades de un modo más amplio; y diversidad, fomentando la participación e inclusión a través del diseño del espacio de trabajo para mejorar las expectativas del CRE.

¿Quieres recibir nuestros últimos contenidos por correo electrónico? Suscríbete