Artículo

Consejos parar ahorrar en la oficina

Acciones tan sencillas como apagar el ordenador al terminar la jornada laboral evitan un malgasto de energía y nos ayudan a ahorrar.

16 de septiembre de 2016
Consejos parar ahorrar en la oficina

Cosas tan sencillas como no dejar el ordenador en stand-by cuando finalizamos la jornada o no usar el ascensor en el trabajo, son acciones diarias que ayudan al ahorro de energía en las oficinas.

En este artículo os damos algunos consejos que pueden ayudar a reducir los gastos fijos que hacen frente las empresas mensualmente, como puede ser la electricidad, el agua o la calefacción.

Electricidad

Con el fin de reducir el consumo de electricidad es importante emplear tan solo la iluminación que sea necesaria. En aquellas salas a las que no se les dé un uso continuado, como las de reuniones, debemos apagar la luz una vez finalizada la actividad. Una recomendación habitual para sacar el mayor partido a la luz solar es situar las mesas cerca de las ventanas. Además es aconsejable el empleo de bombillas tipo LED, ya que consumen muy poco y su vida útil es mucho mayor.

También el tipo de equipos informáticos que usemos en la oficina influirá directamente en el consumo energético. Por ejemplo, los ordenadores portátiles consumen de media un 50% menos energía que los fijos.

Agua

Otro de los puntos que debemos tener en cuenta es la optimización del consumo del agua. El empleo de un sistema de ahorro de cisternas y grifos en la cocina y en los baños nos ayudará a reducir costes.

Calefacción

La temperatura ideal para los espacios de trabajo en verano es de 24º, mientras que en invierno debe estar entre los 17º y 27º. Los días en los que la temperatura externa sea agradable se debe intentar prescindir del consumo del aire acondicionado o de la calefacción. En otro artículo comentamos la importancia que tiene la temperatura correcta en las oficinas para la productividad de los empleados.

Otros ahorros

¿Y si ganamos en salud evitando el uso del ascensor? Este es otro punto clave para el ahorro de energía. Además del gasto energético diario podremos ahorrar en el coste de su mantenimiento.

Es importante mantener limpias las bombillas y las lámparas. El polvo y la suciedad acumulada produce que se reduzca la visibilidad y hace que tengamos la necesidad de tener que encender más luces.

Cada vez es más común que las empresas ofrezcan a sus empleados la posibilidad del teletrabajo. Ambas partes se ven beneficiadas; los empleados tienen una mayor flexibilidad y las organizaciones reducirán sus gastos en electricidad, agua y calefacción.

En general el consumo de papel en una oficina suele ser exagerado. Para reducir su gasto debemos imprimir a doble cara e intentar apoyarnos en las nuevas tecnologías para hacer anotaciones en el trabajo diario. Otro consejo es disponer al alcance de todos los empleados de los folios que se puedan reutilizar. El gasto de la tinta suele ser muy elevada, por lo que es aconsejable la compra de cartuchos reciclados y así ahorrar.

¿Qué otras acciones diarias tenéis en cuenta para el ahorro de energía?

¿Buscas oficinas? Aquí tienes la que necesitas

Imágenes: Freephotocc (Pixabay)

¿Quieres recibir nuestros últimos contenidos por correo electrónico? Suscríbete