Artículo

Top 5: tendencias inmobiliarias que han marcado el 2016

Recopilamos las tendencias inmobiliarias que han marcado 2016, desde la transformación digital al diseño de espacios de trabajo y experiencias.

diciembre 28, 2016

Ya el año pasado por estas fechas hicimos balance de lo que había significado el 2015 en el mercado inmobiliario. Este año volvemos a recopilar las tendencias inmobiliarias que han marcado este 2016 y analizamos lo que está por venir en 2017.

1. Transformación digital

La transformación digital que han sufrido sectores como el comercio electrónico, la arquitectura, el retail y el hotelero ha sido más que evidente a lo largo de este año. El 2016 ha sido el año en el que se han diseñado nuevas formas de economías: la economía frictionless caracterizada por el desarrollo de aplicaciones y plataformas que han puesto en contacto a vendedores y compradores que han llevado a cabo transacciones sin necesidad tan si quiera de verse o conocerse; la economía colaborativa pensada para ofrecer tiempo o servicios con un valor añadido a cambio de dinero y la economía circular llevada a cabo para minimizar el desperdicio y apostar por la reutilización y el reciclaje de productos, materiales y hasta espacios de trabajo. Todo con el fin de hacer posible un mundo más fácil, más interconectado y más sostenible.

A lo largo de este año también hemos podido observar como el comercio electrónico, que goza de una salud de hierro, ha tenido que doblar esfuerzos en logística para reducir los tiempos de entrega y para hacer frente a campañas cada vez más comerciales y multitudinarias como el Black Friday o el Single Day. Esto se ha visto repercutido en el gran empujón que le ha dado el ecommerce al sector inmobiliario con la edificación de grandes naves en los que almacenar sus productos y poder expedirlos en tiempos record.

Otros avances tecnológicos como la penetración de la impresión 3D en la arquitectura gracias a sus bajos costes, a su alta precisión y a una mayor sostenibilidad, o la realidad virtual presente en aplicaciones inmobiliarias desarrolladas para poder visionar proyectos arquitectónicos que ni si quiera han visto cavados sus cimientos, nos demuestran que caminamos hacia una transformación digital continua dispuesta a mejorar la experiencia del consumidor.

Por último, otras de las tendencias que han marcado este 2016 en cuanto a tecnología se refiere, ha sido las que han llevado a cabo dentro del sector de la hostelería. Así, este año os pudimos contar cómo serían los hoteles del futuro considerando la proximidad de dicho futuro. Hoteles con pantallas táctiles, impresoras 3D, acuerdos con Netflix o puertas que se abren con el smartphone como llave. No tanto cambian los hoteles como la forma de interactuar con sus huéspedes. Gracias a esta tecnología, los huéspedes podrán desde controlar el aroma, la inclinación de la cama, o la iluminación hasta solicitar el servicio de habitaciones a través de una aplicación móvil. Todo ello pensado para que los hoteles puedan conocer el comportamiento de los huéspedes en su estancia y puedan mejorar así la experiencia de hospedarse en ellos.

2. Redefinición de los espacios de trabajo

Una tendencia que ha estado presente durante todo el año y que seguirá en auge en 2017, es la reinvención de los espacios de trabajo y las formas de trabajar. Se camina hacia la eliminación de despachos y lugares fijos de trabajo y se apuesta por una forma de trabajar en equipo, por la flexibilidad en los horarios, e incluso por el teletrabajo. Este año se ha escuchado con fuerza la palabra workplace strategy u optimización del espacio laboral, es decir, el diseño y la creación de espacios abierto y diáfanos en los que se favorece el ambiente colaborativo y en los que se ha centrado la atención en el diseño como parte importante a tener en cuenta para aumentar la productividad de los trabajadores.

El coworking también ha ganado peso en el mercado inmobiliario. Son tendencia los espacios de trabajo compartidos por diferentes trabajadores de diferentes empresas y de diferentes perfiles que aportan el valor añadido de contribuir y mejorar los procesos de trabajo. Este valor añadido es fundamental para que se siga apostando por el coworking en lugar de apostar por el trabajo desde casa o en espacios públicos como un café.

Los espacios de trabajo informales puestos en práctica de forma pionera por empresas como Google o Facebook, se han comenzado a extender en empresas de distintos sectores y tamaños. Algunas, se han sumado a la creación de cabinas semiprivadas alejadas de ruidos en las que dar rienda suelta a la creatividad. Se trata de desarrollar espacios no convencionales pensados para un uso de entre unos 15 y 30 minutos y para no más de 5 participantes.

3. Nuevos consumidores

¿Qué sería del 2016 sin hablar de Pokemon Go y su impacto en ls estrategias comerciales? Nintendo aprovechó el cambio producido en nuestros hábitos, preferencias, necesidades e inclusive en nuestra forma de pensar y de ver el mundo para crear la aplicación más descargada en menos tiempo de la historia. Los usuarios se sintieron atraídos por la idea de hacer ejercicio y socializarse a la misma vez que jugaban a cazar seres imaginarios superpuestos en escenarios reales gracias a la realidad aumentada. Pero Pokemon Go no fue una aplicación más, sino que supuso una revolución en las estrategias comerciales de grandes centros y retails que vieron en su éxito una oportunidad para doblar las ventas.

Las redes sociales en el retail siguen manteniéndose como protagonistas año tras año. En el marketing se sigue apostando por ellas porque es donde se encuentra el público objetivo al que van dirigidas la mayoría de estrategias comerciales. Son un instrumento masivo, un canal de comunicación y de atención al cliente en tiempo real y son uno de los espacios en los que los consumidores pasan más tiempo navegando. Este año os contamos en un post las ventajas de contar con ellas y en este post auguramos que seguirán teniendo mucho peso en las tendencias de 2017.

Y no podemos olvidar hacer una mención especial en este año a la Generación Millennial, ese sector de la sociedad formado por los jóvenes con edades comprendidas entre los 18 y los 35 años que han desarrollado una forma de vida propia. Se han realizado muchos estudios sobre ellos en los últimos meses, todo con la finalidad de comprenderlos, saber cómo viven , cómo trabajan y cómo consumen con el fin de adaptar las estrategias comerciales a ellos ya que no tienen un alto poder adquisitivo pero tampoco son grandes ahorradores. Las grandes marcas y algunos sectores como el hotelero han puesto el ojo en ellos y es que, si han sido protagonistas en este 2016, están dispuestos ha marcar las tendencias que llegarán el año próximo.

4. Apuesta por la sostenibilidad

Ciudades sostenibles, edificios sostenibles…todo parece estar encaminado a lograr la sostenibilidad. Apostar por ella no es sólo una decisión de cara a mejorar la vida de los ciudadanos sino que es, además, una inversión de futuro para mejorar, además, el entorno en el que vive.

También las empresas buscan edificios cada vez más sostenibles para instalarse. Son los denominados edificios de Grado A, un término que ha servido para reconocer a aquellos inmuebles cuyas características físicas y técnicas responden de forma óptima a las necesidades de las empresas o personas que los ocupan. También hemos hablado este año del reciclaje de edificios que, de otra forma, también ha contribuido en el camino de lograr esa sostenibilidad tan perseguida.

5. Diseño de experiencias

El diseño y la generación de experiencias y sensaciones siempre han ido de la mano. Sin embargo, esta relación cada vez es más estrecha, ya que en un mundo tan globalizado y homogéneo en muchos aspectos, el diseño de experiencias es una herramienta que utilizan las marcas para conseguir la diferenciación.

Este 2016 ha vuelto a estar marcado por la arquitectura sensorial, es decir, por aquellos diseños pensados y desarrollados con la finalidad de sentir la arquitectura y vivir una experiencia única en contacto con ella. También ha seguido en auge la tendencia de la arquitectura biofílica en la que se ha logrado conseguir la simbiosis perfecta entre la naturaleza y los escenarios urbanos y, todo esto, sin dejar de lado los diseños vanguardistas por lo que se sigue apostando gracias a la cantidad de expresiones y simbología que contienen. No queremos dejar atrás el repunte que ha tenido este año la madera como uno de los materiales revolucionarios en el mundo del diseño de interiores.

También os hemos hablado de una tendencia que se ha desarrollado principalmente este año, el interiorismo comercial. Este año han sido muchos los comercios que se han planteado una inversión en el diseño comercial para conseguir una experiencia en el cliente y para conseguir marcar la diferencia con respecto a una competencia cada vez mayor y más agresiva. Sin duda, a corto plazo puede verse como un derroche presupuestario, pero a largo plazo, hemos podido comprobar que ha dado excelentes resultados y se ha traducido en un incremento de beneficios. Esto seguiría demostrándonos que estamos ante un consumidor que ya no busca un producto o un servicio, sino que busca una experiencia a la hora de adquirirlo.

¿Qué tendencias nos deparará el año 2017? Aquí lo iremos viendo.

¡Feliz año y feliz evolución!

¿Quieres recibir nuestros últimos contenidos por correo electrónico? Suscríbete