Artículo

Cómo vender tu casa rápido y a buen precio

Vender una casa rápido no es una tarea sencilla. En el artículo de hoy os damos algunas claves para vender una vivienda de manera rápida y a buen precio.

22 de julio de 2015
Cómo vender tu casa rápido y a buen precio

Vender una casa no es una tarea sencilla. Si además queremos venderla rápidamente y a buen precio todo se complica mucho más. Aún así no hay que ser pesimistas. El Home Staging es un conjunto de técnicas que nos ayudan a preparar nuestra vivienda de manera que esta se convierta en un amor a primera vista para los posibles compradores. En el artículo de hoy queremos daros a conocer en qué consisten estas técnicas:

1. Una mano de pintura y una limpieza profunda nunca viene mal: somos conscientes de la pereza que da pintar una casa y la limpieza posterior, pero si queremos vender un inmueble a buen precio y de forma rápida no nos queda otra. En el momento de pintar es conveniente optar por colores neutros y luminosos como el blanco, el beige o el gris. Colores que no suelen fallar y que pueden encajar con distintos estilos de decoración. En el caso de que no podamos pintar, podremos optar por eliminar únicamente las manchas en las paredes o limpiarlas.

A la hora de afrontar la limpieza del hogar es necesario prestar especial atención a ambientes como la cocina, los baños, el garaje y los rincones. Una casa limpia será nuestra mejor carta de presentación para los futuros compradores, que además, revisarán hasta el último detalle de la vivienda antes de afrontar una compra tan importante.

2. Al suelo también hay que sacarle brillo: extraer brillo a superficies como el mármol o el gres es una tarea sencilla. En los supermercados puedes encontrar productos especiales y asequibles que harán que los suelos de una vivienda luzcan como nuevos.

Esta tarea es más compleja en el caso de los suelos de madera, en los que el proceso de lijado y barnizado es más tedioso. Aún así, debemos tener en cuenta que los resultados merecen mucho la pena.

3. Pequeñas reparaciones que los compradores agradecerán: en el día a día de una vivienda es normal que algunas cosas se rompan o se deterioren con el paso del tiempo. Antes de poner en venta una vivienda debemos revisar hasta el más mínimo detalle, como por ejemplo: el funcionamiento de la cisterna, el funcionamiento de los enchufes, los grifos y posibles grietas. En el caso de que no funcionen bien convendría repararlos o sustituirlos por otros elementos nuevos. Por cierto, no te asustes, estas reparaciones no suelen ser muy costosas.

4. Una casa recogida y ordenada vende mucho y lo sabes: por esa razón debemos eliminar todos aquellos elementos que den sensación de desorden.

5. Menos muebles y menos decoración: una casa se puede vender con mobiliario o sin él. En el caso de que el mobiliario esté incluido en el precio de venta debemos reparar el más mínimo desperfecto y procurar que la disposición de los muebles y la decoración sea armoniosa.

También, es normal que una casa contenga recuerdos en su interior. Pero a la hora de vender una casa debemos procurar guardar nuestros recuerdos más personales. Una casa con una decoración más neutra ayudará a que los compradores se sientan identificados con ella.

6. La importancia de la luz y la temperatura: una casa bien iluminada y con una temperatura adecuada puede venderse sola. Es importante que en este sentido revises por ejemplo las ventanas y que estas puedan abrirse y cerrarse sin problemas y comprobar que las persianas funcionan correctamente.

7. Dónde se ponga una casa acogedora: A la hora de mostrar una casa podemos caer en la cuenta de ciertos detalles que harán que esta se convierta en un hogar muy acogedor. Por ejemplo, el olor a café o el poner flores frescas en la cocina pueden ayudar a vender una vivienda.

8. El interior importa, pero también el exterior: si queremos vender una vivienda unifamiliar debemos revisar cuidadosamente todos los detalles del exterior de la vivienda. De esta manera podremos reparar cualquier desperfecto que podamos encontrar en la fachada, el jardín o la piscina si contamos con una.

9. Sinceridad ante todo: a la hora de anunciar la venta de una casa en Internet debemos ser sinceros cuando detallamos sus características. También, en el anuncio debemos incluir fotografías de calidad, tomadas a la luz del día y desde buenos ángulos de visión de manera que la vivienda se vea perfectamente. Además, si es posible podemos incluir un plano de la vivienda y un vídeo. Y es que los elementos multimedia cada vez ganan más importancia a la hora de anunciar la venta de una vivienda.

Esperamos que todos estos consejos os ayuden a la hora de poner en marcha la venta de una vivienda. Para terminar, únicamente deciros que es necesario potenciar los puntos más significativos de una vivienda en venta, de manera que apenas se perciban los aspectos menos positivos y la convirtamos en una gran aspiración para los futuros compradores.

¿Quieres recibir nuestros últimos contenidos por correo electrónico? Suscríbete