Artículo

¿Cuáles son los principales tipos de hipotecas que hay en el mercado?

Si estás pensando en comprar una casa es muy probable que necesites un préstamo. Descubre los tipos de hipotecas que puedes encontrar en el mercado.

junio 11, 2015

Si estás pensando en comprar una casa es muy probable que estés interesado en conocer cuáles son los distintos tipos de hipotecas que ofrecen las entidades financieras. Es muy importante estar al tanto de las principales características de estos productos para finalmente, firmar una hipoteca acorde a nuestras necesidades. Firmar una hipoteca es quizás una de las decisiones más importantes en la vida de una persona y por esa razón debemos estar muy bien informados.

En el artículo de hoy os damos a conocer las características más importantes de los productos hipotecarios que en la actualidad ofrecen los bancos.

HIPOTECAS EN FUNCIÓN DEL TIPO DE INTERÉS

1. Hipotecas a tipo fijo: las hipotecas por tipo de interés son las más conocidas. Las de tipo fijo son aquellas en las que el tipo de interés no cambia y por lo tanto se paga la misma cuota mensual durante toda la vida del préstamo. Este tipo de hipoteca es una alternativa muy interesante que poco a poco va ganando adeptos. En el largo plazo, las hipotecas a tipo fijo pueden resultar más caras que las de tipo variable. Ahora bien, los créditos con un interés fijo no se alargan tanto en el tiempo, en torno a unos 20 años, mientras que las hipotecas a tipo variable suelen extenderse hasta los 30 o 40 años.

2. Hipotecas a tipo variable: en este caso las cuotas mensuales varían en función del tipo de referencial hipotecario. Uno de los tipos de referencia oficiales del mercado hipotecario y más empleado en España es el Euribor. En España, la mayoría de los créditos son de este tipo (en torno a un 93,6% de las hipotecas frente al cerca del 7% que opta por hipotecas a interés fijo. Como hemos comentado estas últimas están ganando interés según datos del Instituto Nacional de Estadística).

3. Hipotecas a tipo mixto: son aquellos productos que combinan tipos de interés variable y fijo. En estos casos un porcentaje de interés puede variar en función de un referencial como el Euribor y el otro sería un tipo de interés fijo pactado con el banco.

HIPOTECAS SEGÚN EL TIPO DE CUOTA

1. Hipotecas con cuota fija o constante: este tipo de hipoteca es muy demandada y se caracteriza por estar compuesta por una parte de intereses y otra del capital solicitado. Durante los primeros años de hipoteca la parte de intereses a pagar es muy alta y la de amortización de capital es baja, invirtiéndose esta situación con el paso de los años.

2. Hipotecas con cuotas blindadas: la cuota a pagar mensualmente es siempre la misma independientemente de lo que ocurra con el tipo de interés. Lo único que cambia es el número de plazos en función de si sube o baja el tipo de interés.

3. Hipotecas con cuota final: en este caso una parte del capital solicitado se paga en la última cuota, normalmente esa parte suele estar en torno al 30%. Si firmamos una cuota de este tipo debemos tener muy presente que debemos ahorrar para poder hacer frente al pago de esta última cuota.

4. Hipotecas con cuota creciente: en esta clase de hipoteca la cuota crece un porcentaje determinado cada año. A lo que hay que sumar las variaciones en el tipo de interés.

5. Hipotecas “solo intereses”: este tipo de producto no es tan popular en España, aunque es muy empleado por personas procedentes del extranjero. En las cuotas que se pagan mes a mes no se amortiza nada de capital, solo se pagan intereses. Una vez finalizado el periodo de cuotas, el propietario de la vivienda deberá pagar el importe íntegro del capital solicitado o bien, vender la casa para cancelar la deuda.

HIPOTECAS SEGÚN EL TIPO DE INMUEBLE Y… PERSONALIZADAS

Además de las hipotecas señaladas hasta ahora, podemos encontrarnos con otra clase de hipotecas. Por ejemplo, hipotecas en función del tipo de inmueble que se quiere hipotecar. En este sentido podemos encontrar hipotecas específicas para comprar pisos de bancos, hipotecas para adquirir Viviendas de Protección Oficial (VPO), hipotecas sobre bienes urbanos y bienes rústicos, hipotecas para la compra de suelo, hipotecas para adquirir la primera vivienda y también para financiar la compra de una segunda residencia.

Por último, algunas entidades bancarias ofrecen hipotecas personalizadas en función del perfil del solicitante del crédito. Por ejemplo podemos encontrar hipotecas para jóvenes en las que las condiciones de contratación son muy ventajosas. También encontramos créditos para no-residentes en el país en el que se solicita la hipoteca, en este caso las condiciones de contratación pueden ser muy exigentes. También encontramos hipotecas diseñadas en exclusiva para determinados colectivos como funcionarios, empleados de grandes compañías, etc.

¿Quieres recibir nuestros últimos contenidos por correo electrónico? Suscríbete