Artículo

Intercambio de casas, consejos y recomendaciones

El intercambio de casas en vacaciones en una forma de viajar cada vez más frecuente. Es necesario tomar una serie de recomendaciones para tener una buena experiencia.

julio 20, 2015

Hace unos días os hablamos de las ventajas que tiene el intercambio de casas, una nueva forma de viajar por la que cada vez optan un mayor número de personas. Ahora bien, si elegimos este formato a la hora de programar nuestras vacaciones debemos tener en cuenta una serie de consejos y recomendaciones para evitar que lo que iban a ser una vacaciones maravillosas se conviertan en una pesadilla en forma de casa destrozada. No es oro todo lo que reluce así que, ¡a tomar nota!

1. ¿Un seguro de vivienda? Nosotros lo tenemos pero, ¿y tú? Si aún no lo tienes y estás pensando en optimizar al máximo tu vivienda en forma de intercambio o alquiler ha llegado el momento de contratar un seguro para el hogar. Debemos asegurarnos que el seguro cubre los desperfectos que puedan ocasionarse en caso de destrozo de la vivienda por este tipo de prácticas.

En cualquier caso y para una mayor tranquilidad de las personas que están pensando en el intercambio de casas como modalidad de viaje, al estar en juego las viviendas particulares de las partes que llegan al acuerdo, se tiene la máxima precaución por cuidar perfectamente la casa y los bienes ajenos. Según un estudio realizado por la Universidad de Bérgamo y la comunidad Home Exchange, el perfil de las personas que suelen intercambiar sus casas es de un nivel socieconómico medio-alto, con estudios superiores, muy aficionado a los viajes y muy interesados en conocer la cultura y rutina del lugar de destino. Teniendo estos datos en cuenta, no deberíamos preocuparnos por posibles desperfectos en nuestro hogar.

2. Los objetos de valor, mejor en un lugar seguro: partimos de la base de que la desconfianza no es un buen consejero en el intercambio de casas. En cualquier caso, ante la presencia de objetos de mucho valor en una vivienda, es recomendable guardarlos en lugares seguros, lejos de las miradas ajenas.

3. Eligiendo la plataforma de intercambio: existen multitud de páginas web dedicadas al alquiler vacacional e intercambio de viviendas. Ahora bien, hay que saber que plataforma elegir y asegurarse que el sitio cumple con una serie de condiciones. Una de ellas, la existencia de un contrato tipo que se establece con la empresa responsable del sitio web de intercambio. También, es importante recurrir a aquellas páginas web que ofrecen la mayor cantidad de información sobre las viviendas y sus dueños. En este sentido es importante fijarse en las valoraciones y recomendaciones de otros usuarios.

4. Firma de un acuerdo entre propietarios: cuando hablamos del intercambio de casas no nos estamos refiriendo a un tipo de alquiler o subalquiler, por lo que no es necesario un contrato. Esto no significa que no sea necesario firmar un acuerdo en el que se detallen aspectos como la fecha de entrada y salida de la vivienda o que tipo de cuidados o responsabilidad asumimos con el intercambio como por ejemplo: dejar la casa limpia, cuidado de plantas o jardín, utilización de zonas comunes como piscina, gimnasio, etc.

Además de todos estos consejos, es importante que tengamos en cuenta estas recomendaciones que harán que los invitados que visitan nuestro hogar se sientan como en casa:

  1. La casa limpia y ordenada: antes de la llegada de los invitados debemos dejar limpio y ordenado nuestro hogar. ¡A todo el mundo le gusta llegar a un sitio agradable y limpio en el que disfrutar de unos días de descanso! Además, como hemos comentado, en un intercambio de casa los invitados suelen dejarla igual de limpia que la encontraron.
  2. Un espacio en el armario para los invitados no vendría mal: no nos debemos sentir obligados a ello, pero lo cierto es que los invitados vendrán con ropa y otros accesorios y necesitarán un lugar en el que guardarlos. Esto es especialmente importante si se trata de una estancia larga.
  3. Sábanas y toallas para los invitados: es muy importante dejarles a la vista sábanas y toallas limpias. Si eres una persona asidua a los intercambios de casa, procura tener varios juegos de sábanas y toallas para invitados.
  4. Instrucciones de la casa: este manual puede facilitarle mucho la vida a los invitados en nuestra casa. En ese manual es necesario explicarles aspectos como el uso y manejo de los electrodomésticos, dónde se encuentra el menaje de cocina, dónde están las sábanas y toallas limpias o un botiquín de cuidados básicos, cómo se accede al parking, los horarios de la piscina, a qué hora deben sacar la basura, etc. También, un plus en el mundo interconectado en el que vivimos es dejar un ordenador en casa con una cuenta de invitado que les permite acceder a Internet. Si los invitados traer sus propios dispositivos, no debemos olvidarnos de dejar anotada la contraseña del WiFi.
  5. Información que no está en las guías de viaje: nuestros invitados valorarán mucho las recomendaciones que podamos hacerles de lugares que no pueden perderse en la estancia en nuestra ciudad. Seguramente que muchos de esos lugares no aparezcan en las típicas pero también necesarias guías de viajes. También podemos acercarnos a una de las oficinas de turismo de tu ciudad y pedir planos e información de utilidad para los invitados. Igualmente, es importantes dejarles anotados información relativa a supermercados próximos y sus horarios, farmacias, hospitales, policía y transporte público.
  6. Algo de comida no viene mal: debemos estar tranquilos, nuestros invitados no arrasarán con todas nuestras reservas de comida. Ahora bien, es importante dejarles alimentos y bebidas para al menos el primer día o el día de llegada de manera que, dispongan de tiempo suficiente para hacer la compra sin morirse de hambre en el camino. En cualquier caso, una de las normas no escritas del intercambio de casas es que se puede comer todo lo que se quiera y luego reponerlo.
  7. El detalle de bienvenida que marca la diferencia: por supuesto que esto no es una obligación. Pero no podemos negar que recibir a una persona con un detalle típico de la zona es un detalle muy agradable que los invitados sabrán apreciar y les hará sentirse especiales.
  8. ¡Avisa a tus vecinos! No debemos olvidarnos de avisar a nuestros vecinos de la llegada de invitados a casa en nuestra ausencia. De no hacerlo así pueden asustarse y llamarnos ante la presencia de extraños. En relación a los vecinos, no podemos olvidar que están también para echarnos una mano cuando lo necesitamos. Si tenemos la suerte de contar con buenos vecinos nos pueden hacer el favor de hacer de anfitriones y recibir a nuestros invitados. De esta manera, si que si se sentirán como en casa 🙂

¿Quieres recibir nuestros últimos contenidos por correo electrónico? Suscríbete