Artículo

7 ideas para mejorar el reciclaje

Hablemos de basura. La producimos todos, pero ¿sabemos qué hacer con ella?

08 de julio de 2021

Constantemente surgen nuevas formas de reciclar y nuevas formas de hablar de ello. Es reciclaje es una práctica sencilla, que todos podemos llevar a cabo en nuestro día a día y que no se debe limitar solo a la fórmula original de "reutilizar, reducir y reciclar". He aquí un resumen de los pasos por los que llevar tu apuesta por la sostenibilidad al siguiente nivel:

Reutilizar antes que comprar

Evitar los artículos de un solo uso, así como los que se venden empaquetados

Compostar los restos orgánicos

Inventar nuevos usos para artículos que ya no necesitas

Comprar a empresas con programas de sostenibilidad y reciclaje

Llevar los aparatos eléctricos a un servicio técnico para repararlos antes que comprar nuevos

Apostar por artículos que se pueden rellenar en lugar de comprar botellas de plástico / vasos de papel, por ejemplo

Las webs de los Ayuntamientos y las ONGs, las noticias en prensa o los blogs especializados en temas relacionados con el medio ambiente son excelentes fuentes de ideas sobre cómo convertir tu consumo más responsable. Desde información sobre cómo reciclar correctamente, hasta iniciativas innovadoras para el ahorro de recursos y ferias de sostenibilidad, existe información para todos los gustos. A continuación tienes algunas ideas que te pueden servir te guía a la hora de adoptar unos hábitos más sostenibles con nuestro planeta:

1. Reciclar: es una las actividades cotidianas más sencillas que podemos llevar a cabo y que, no obstante, tiene un gran impacto. ¿Tienes dudas sobre dónde tirar algún tipo de artículo? Ecoembes, la web del Ayuntamiento de MadridEcoinventos o la revista AD, por ejemplo, ofrecen guías con mucha información práctica sobre dónde tirar cada residuo para acertar con su reciclaje.

2. Reutilizar:
busca tiendas de segunda mano, mercadillos, etc. Si se trata de ropa o zapatos en buen estado, los puedes llevar a los contenedores de reciclaje distribuidos por la ciudad. En el caso de la alimentación, la app Too Good to Go puede ser una buena alternativa para salvar comida que no ha sido vendida por los establecimientos de restauración. Encantado de comerte y La colmena dice que sí cumplen la misma función, pero están enfocados a supermercados y tiendas de ultramarinos locales, que disponen de remanentes de comida.

3. Inventar nuevos usos para los artículos que ya no necesitas:
seguro que has oído hablar de Pinterest como una fábrica de ideas para proyectos creativos, pero ¿sabes que también es uno de los mayores repositorios de ideas DIY con objetivos que ya tienes en casa? Y si quieres ir un paso más allá y ver cómo puedes llevar un estilo de vida DIY, Damask Love, Lovely Indeed o Paper & Stitch serán tus blogs de referencia.

4. Compostar los restos orgánicos:
es una técnica bastante fácil de aplicar en casa y consiste en convertir la basura orgánica en compost, un material idóneo para abonar huertos y jardines. Esta guía del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO) te da más información sobre cómo puedes empezar a producirlo. Fuera de casa también existen algunas opciones interesantes. En Nueva York, por ejemplo, el Departamento de Sanidad ha implantado un programa para reconstruir el suelo de la ciudad, brindando a los neoyorquinos los conocimientos y las habilidades que necesitan para elaborar y utilizar compost a nivel local.

5.y 6. Evitar los artículos de un solo uso, así como los que se venden envasados y apostar por aquellos que se pueden reutilizar:  
2021 está siendo un año clave en la lucha contra la contaminación por plásticos. El 3 de julio de este año ha entrado en vigor la Directiva europea que prohíbe la venta de artículos de plástico de usar y tirar como pajitas, bastoncillos, cubiertos o platos de plástico. Aunque en España la medida no será efectiva hasta el 1 de enero de 2023, como parte de la nueva Ley de residuos y suelos contaminados, hay comunidades que ya se han adelantado. En marzo, las Islas Baleares estrenaron una ley que prohíben los plásticos desechables. ¿Y qué alternativas existen para los plásticos de un solo uso?  Lo cierto es que en el mercado podemos cada vez más opciones, entre las que están las pajitas o los platos de bambú, los bastoncillos de silicona reutilizables o las bolsas para comprar a granel. Aquí tienes algunas ideas sobre cómo reducir la cantidad de plásticos en tu vida cotidiana.

7. Llevar los aparatos eléctricos a un servicio técnico para repararlos: 
¿Conoces el movimiento Right to repair? Sus creadores luchan contra la cultura del usar y tirar, la obsolescencia programada y la tendencia de cambiar cosas que han dejado de funcionar (e incluso aquellas que aún funcionan perfectamente) por otras nuevas con mejores prestaciones. El objetivo final es convencer, a través de la opinión pública, a los legisladores para que legislen a favor de producir aparatos electrónicos reparables y con una vida útil más larga. También existen los Repair Café, espacios en los que voluntarios enseñan a los propietarios cómo pueden arreglar sus aparatos electrónicos y electrodomésticos.

¿Quieres recibir nuestros últimos contenidos?
Suscríbete