Artículo

¿Qué es el certificado BREEAM? 

Se trata de un método internacional desarrollado por la organización BRE Global de Reino Unido que nos permite medir el grado de sostenibilidad ambiental de edificios.

18 de junio de 2015
¿Qué es el certificado BREEAM?

En la actualidad existen distintas maneras para determinar cuál es el nivel de sostenibilidad de un edificio. Tal y como vimos en nuestro artículo sobre certificaciones energéticas, encontramos distintos tipos de certificados (A, B, C, D, E, F y G) que nos permiten saber cómo de sostenible es un inmueble y su impacto en nuestra economía ya seamos una empresa o un particular. Ahora bien, existen otros certificados que nos dan a conocer de una manera muy rápida cuál es la relación de un edificio con el medio ambiente. En concreto, en el artículo de hoy queremos daros a conocer todas las claves del certificado BREEAM, también conocido como Building Research Establishment’s Environmental Assessment Method.

EL CERTIFICADO BREEAM ES…

Un método internacional desarrollado por la organización BRE Global de Reino Unido y que nos permite medir el grado de sostenibilidad ambiental en edificaciones. Este sello comenzó a desarrollarse en el año 1988, pero no fue hasta los años noventa cuando comenzó a utilizarse. En un primer momento, el certificado BREEAM se utilizó para inmuebles de uso comercial y residencial. Con el paso del tiempo su uso se ha ido extendiendo a nuevos tipos de edificios.

LA METODOLOGÍA DEL CERTIFICADO BREEAM CONSISTE EN…

Un sistema de puntos muy sencillo y transparente que evalúa distintas características ya definidas de los edificios en distintas fases de desarrollo: diseño, construcción, mantenimiento, acondicionamiento, restauración, etc. Las categorías evaluadas son diez en el caso de edificios y son: gestión, salud y bienestar, energía, transporte, agua, materiales, residuos, uso del suelo, ecología, contaminación e innovación. Estas categorías se reducen a ocho en el caso de proyectos urbanísticos: clima, energía, comunidad, diseño del lugar, ecología, transporte, recursos, economía y edificios.

Por otro lado, el certificado BREEAM clasifica los edificios en función de un sistema de créditos agrupados en nueve categorías principales y premia medidas que contribuyan a un mayor bienestar de los ocupantes del inmueble y la protección del medio ambiente.

Todo esto se tiene en cuenta a la hora de obtener un resultado ponderado, único y global que permitirá definir en qué rango de los cinco que componen el certificado BREEAM se encuentra la construcción: aprobado, bueno, muy bueno, excelente y por último y el que quizás todos quisieran tener, excepcional.

EL PROCESO DE CERTIFICACIÓN CON LA METODOLOGÍA BREEAM…

Comienza con la elección por parte del interesado en obtener el certificado de un asesor reconocido e independiente. Este se encargará de registrar el proyecto y plantear toda la estrategia para la obtención del certificado.

Este asesor será el encargado de reunir toda la información y todas aquellas evidencias que permitan a un edificio obtener el certificado BREEAM. Todas estas pruebas estarán contempladas en un informe que tendrá en cuenta la empresa encargada de la gestión del certificado.

Los clientes que soliciten este sello deben saber que obtenerlo supone un coste económico que incluye las tarifas de certificación, los honorarios del asesor y también el coste que puede suponer la implementación de aquellas medidas que se hayan identificado y que permitan obtener una mayor puntuación a la hora de obtener el certificado.

BREEAM EN ESPAÑA…

Aunque este certificado se puso en marcha en Reino Unido, poco a poco fue extendiéndose hasta estar presente en más de 50 países del mundo entre los que podemos destaca: Holanda, Noruega, Suecia, Alemania, Austria, Suiza, Luxemburgo, Canadá, Hong Kong, Nueva Zelanda y España. En el caso de España, el Instituto Tecnológico de Galicia es el encargado de gestionar el certificado BREEAM y cada vez son más los propietarios que se suman a ello.

Un ejemplo es el edificio de oficinas situadas en la calle Génova 17 de Madrid, que incorpora una serie de materiales que permiten un 65% de ahorro de emisiones respecto a un inmueble equivalente estándar.

Y ES QUE EL CERTIFICADO BREEAM TIENE GRANDES BENEFICIOS…

Así es, este certificado contribuye a impulsar una construcción mucho más sostenible y respetuosa con el entorno que nos rodea. Pero además, no podemos olvidar los grandes beneficios económicos y sociales que la construcción sostenible tiene para todas las personas implicadas en el ciclo de vida de un inmueble (propietarios, inquilinos, usuarios, etc.).

¿Quieres recibir nuestros últimos contenidos por correo electrónico? Suscríbete