Artículo

La guía definitiva para saber cuánto cuesta abrir una oficina | JLL España

Calcula el precio de abrir una nueva oficina en cualquiera de los países de EMEA con nuestra nueva guía.

julio 03, 2019

“Nuestro análisis ofrece unos costes comparables que sirven para establecer un estándar corporativo común para la implantación de oficinas en EMEA.”

Imaginemos que ya has superado la etapa de buscar oficina y ya tienes la tuya y ahora te toca proveerla con los elementos necesarios para que empiece a funcionar.

¿Qué vas a necesitar? ¿Estás abriendo una oficina en un país nuevo y no sabes cuánto te puede costar? ¿Cuánto dinero es necesario gastarse en cada partida?

No son preguntas baladíes y tampoco hay una respuesta única. Las guías de implantación (o fit-out en inglés) proporcionan una horquilla amplia de costes ya que a menudo estos se basan en diferentes necesidades, métodos de entrega, plazos y política de adquisiciones (procurement). Esto puede resultar en datos que son demasiado imprecisos para ayudar a la toma de decisiones de las empresas.

La nueva Guía EMEA de costes de implantación 2019 de JLL tiene como objetivo llevar esos datos un paso más allá. Tomando en cuenta las prácticas locales y los precios calculados para un mismo proyecto real*, la guía ofrece unos costes comparables que sirven para establecer un estándar corporativo común para la implantación de oficinas en EMEA.

En concreto, el informe analiza el coste de implantación de oficinas en 22 países (y sus principales ciudades) de EMEA y se basa en la información aportada por los equipos de Workplace y Project Management de JLL y de Design & Build de Tétris.

A continuación, puedes ver el coste estimado calculado por un m² en cada ciudad:

Este segundo gráfico resume los gastos por cada una de las partidas que incluye un proyecto de apertura de oficinas: 

Principales tendencias globales en proyectos de fit-out en EMEA

Flexspace

Como señalamos en nuestro informe reciente, “Disrupción o distracción”, el crecimiento del espacio flexible y el coworking son prueba del cambio estructural en el proceso de ocupación de oficinas que seguirá impactando el mercado inmobiliario en los próximos años.

El empleado moderno quiere poder trabajar en múltiples ubicaciones aparte de su mesa y espera que su oficina le ofrezca facilidades para hacerlo. Como consecuencia, los operadores de espacio flex buscan crear espacios que cumplan con estas expectativas.  Constructores e inversores se proponen introducir nuevas ideas y elementos orientados al bienestar de los empleados en su portfolio de oficinas. Mientras, las empresas inquilinas integran el flexpace como parte de su estrategia de workplace.

Todo ello ha incrementado significativamente el número de acondicionamientos y nuevos diseños en espacios de oficinas y ha elevado su precio. Hoy en día, un proyecto de fit-out se ha convertido en mucho más que cuatro paredes, ordenadores en cada puesto y muebles ergonómicos. La inclusión de carpintería especializada, el diseño orientado al bienestar de los empleados y las múltiples comodidades que ofrecen estos entornos han incrementado significativamente los costes de las obras.

Cambios geopolíticos

La incertidumbre geopolítica se encuentra en niveles elevados y esto puede tener impacto directo en la toma de decisiones estratégicas en el inmobiliario.

Ello implica que las empresas valoran cuidadosamente las opciones de ubicación que tienen antes de decidirse por una. Muchos destinos considerados baratos hasta el momento se han encarecido por un incremento de los precios provocado por el largo período de crecimiento de la demanda inmobiliaria en toda Europa.

Los cambios geopolíticos también afectan a la cadena de suministro, principalmente al consumidor final. Dependiendo de su procedencia, la adquisición de material se ha convertido en un factor que hay que tener en cuenta en la fijación de precios y estimaciones para la finalización de un proyecto.

Volatilidad de las Divisas

No es un hecho nuevo. Sin embargo, cuando se combina con una elevada incertidumbre geopolítica, la volatilidad de las divisas incrementa su impacto sobre el sector inmobiliario.

En los últimos tiempos, la lira turca ha sido la más volátil de todos los mercados. Esto ha tenido un efecto directo en los costes de importación de materiales que podrían elevar su precio hasta en un 30%. Algo similar ocurre también con el rand de Sudáfrica que ha mostrado un comportamiento variable en los últimos meses.

¿En busca de tu próxima oficina? Consulta aquí nuestra oferta.

*Puedes leer más sobre la metodología del cálculo de los costes en la página 11 y 12 de nuestro informe

¿Quieres recibir nuestros últimos contenidos por correo electrónico? Suscríbete

Artículos relacionados